domingo, 14 de julio de 2019

CRITICA A LA OBRA “UNA MAGNIFICA DESOLACION”






El living de una casa. Diferentes muebles y objetos nos ubican en la línea del tiempo. Espiamos la vida cotidiana de una familia de clase media argentina. Transcurren los años ´60.

El espectáculo aún no comenzó y la acertada escenografía de Silvia Bonel y Daniel Feijóo nos sumerge en el universo en el que se desarrollará “Una magnífica desolación”, el último espectáculo estrenado por el director Santiago Doria bajo la pluma de Daniel Dalmaroni.

Un hijo llega a casa de sus padres. Pero no es un momento cualquiera. Se trata del día anterior a que, con el Apolo XI, el hombre ose pisar la luna por primera vez. Tampoco es un hijo cualquiera, porque Johnyes el astronauta suplente, y no debería estar en el barrio de Barracas sino en Cabo Kennedy dispuesto a entrar en acción en caso que a algunode los tres titulares de la misión, Armstrong,Aldrin Jr. y Collins, tenga algún contratiempo.

A partir de aquí, la sucesión de situaciones absurdas y desopilantes no tendrán marcha atrás. Daniel Dalmaroni nos regala una pieza inteligente, con muchísimas referencias históricas de aquí y de allá, porque aparecen Kennedy y Onganía, Nixon y el Cordobazo, Marilyn Monroe y Perón en el exilio, Arthur Miller y Rattin, la guerra fría y el estado de sitio argentino. Un texto que utiliza el humor para ponernos de cara a reflexiones profundas y que permite a los actores transitar diferentes momentos de gran lucimiento.

La tríada actoral está compuesta por Patricia Echegoyen, Alfredo Castellaniy Patricio Paz. Cada uno de ellos, nos deleitan con luz propia y contundente en el escenario. Una fuerza que Santiago Doria, en la dirección, sabe potenciar como ninguno para que el conjunto multiplique exponencialmente ese reflejo que los hace brillar. El resultado es inigualable. Y como espectadores, no podemos dejar de deleitarnos con la sutileza de las actuaciones, la creatividad del texto y la refinada dirección.

Todo está en el tono justo, la coreografía de los movimientos escénicos, el diseño de luces, los efectos sonoros, la música y, sobre todo, el contrapunto permanente entre el humor y la necesidad de repensarnos cuando nuestras expectativas chocan con la realidad y nuestros ideales siguen su curso sin importar que los vínculos familiares se destruyan.

Opinión: EXCELENTE

CRITICA: Carolina Avigliano

Ficha técnico artística

Autoría: Daniel Dalmaroni
Actúan: Alfredo Castellani, Patricia Echegoyen, Patricio Paz
Vestuario: Silvia Bonel, Daniel Feijóo
Escenografía: Silvia Bonel, Daniel Feijóo
Iluminación: Silvia Bonel, Daniel Feijóo
Diseño de luces: Roberto Traferri
Música original: Santiago Rosso
Fotografía: Fernando Lendoiro
Diseño gráfico: Fernando Lendoiro
Asistencia de dirección: Miguel Kot
Prensa: Haydeé Marocchi
Producción ejecutiva: Rosalía Celentano
Dirección: Santiago Doria

EL TINGLADO TEATRO
Mario Bravo 948 - Caba
Reservas: 4863-1188
Web: http://www.teatroeltinglado.com.ar
Entrada: $ 400,00 / $ 350,00 - Lunes - 20:00 hs

jueves, 11 de julio de 2019

CRITICA A LA OBRA “QUINTO ROUND”




En “Quinto Round” el boxeo se cuela en el teatro. Al ingresar a la sala, la atmósfera se tiñe de este mundo, en el que una casilla con aires de suburbano y luces en penumbra, hace a la vez de hogar y de lugar para entrenar; pero también, de un espacio en el que se funden los vínculos personales y laborales de los distintos personajes que ingresan a escena en una lograda escenografía a cargo de José Escobar.

Allí entrena Renato, un boxeador de pocas victorias sobre sus hombros con un objetivo claro: desafiar su destino en la revancha contra "El Ninja".

Pero, ¿es suficiente la perseverancia y las ganas de progreso en un mundo signado por la corrupción y la falta de ética?

Este contrapunto, se pone en cuestión cuando Pascarolli (el representante; Juan Carlos Ricci) trae a Sócrates (el entrenador, Osvaldo Santoro) la propuesta de una “pelea arreglada” a cambio de una buena suma de dinero en desmedro de “su protegido”.

Un cambio en el “pasar económico” de todos que también beneficiaría a Mili, la amante de Renato (María Lía Bagnoli), quien ayuda con los gastos mensuales gracias a la buena posición social de su marido, y al que no está dispuesta a renunciar más allá de la atracción sexual que siente por el boxeador (Ramiro Martinez).

Así, el dinero parece corromper a todos. Para Pascarolli es una oportunidad de “arreglar” más peleas en el futuro. Para Sócrates, la posibilidad de cumplir el sueño de comprarse un “terrenito” propio. Para Mili, una puerta importante a la hora de tomar la decisión de dejar a ese marido que no ama pero del que dependen sus comodidades cotidianas. Y para Renato, el empujón necesario para lograr solventar los gastos de su hijo y traerlo a vivir con él.

Pero Renato ha perdido demasiadas peleas, no tanto en el ring sino en su vida. Y digan lo que le digan, nada parece convencerlo de dejarse abatir de nuevo.

En este devenir de estados de ánimo y contradicciones se va sucediendo la obra. Con un buen ritmo de los tiempos a cargo de la dirección de Gerardo Otero y actuaciones convincentes en las que se destacan la impronta de Ramiro Martinez (como el boxeador) y la composición de Juan Carlos Ricci (como el representante).

En definitiva, la historia se presenta en un formato lineal, una anécdota chiquita que habla de los sueños y está bien muy actuada, que por momentos levanta vuelo y que, en otros, desde la superficie, abre un debate de conciencia.

Crítica: Carolina Avigliano

Ficha técnico artística

Autoría: Pacho O´Donnell
Actúan: María Lía Bagnoli, Ramiro Martinez, Juan Carlos Ricci, Osvaldo Santoro
Escenografía: Jose Escobar
Iluminación: Ricardo Sica
Diseño: Juan Ignacio Tapia
Fotografía: Francisco Castro Pizzo, Juan Ignacio Tapia
Diseño gráfico: Pablo Bologna
Asesoramiento En Boxeo: Pablo Paoliello
Asistencia de dirección: Ana Sancho
Prensa: Marisol Cambre
Dirección: Gerardo Otero

TIMBRE 4
México 3554 - Capital Federal
Teléfonos: 4932-4395
Web: http://www.timbre4.com
Entrada: $ 380,00 - Domingo - 19:00 hs

jueves, 4 de julio de 2019

CRITICA A LA OBRA TEATRAL “EL LINDO DON DIEGO”­­





Agustín Moreto fue uno de los dramaturgos que brillaron en el período del Siglo de Oro español. Una de sus obras más reconocidas es “El lindo don Diego”, escrita en 1662 y enmarcada como una comedia “de figurón” (un subgénero dramático cercano a la farsa) en el que siempre se podía identificar algún "galán"que resultaba burlado en un enredo de tipo amoroso.

Podría decirse que si hay alguien que ama el teatro clásico en la escena local, ése es Santiago Doria. El prestigioso director, ganador del premio ACE de Oro, retoma con el mismo grupo con el que montó “La discreta enamorada” (de Lope de Vega) su amor por los autores del siglo de oro y redobla la apuesta con “El lindo don Diego” (de Agustín Moreto).

Así, con esta comedia de enredos en la que se satiriza al personaje "del lindo", el público olvida a los 10 minutos de comenzado el espectáculo que está ante una obra escrita en verso, o más bien, comienza a disfrutar de la musicalidad de esos textos cargados de un decir llenos de poesía.

Y aunque la tarea parece sencilla no lo es. Requiere de un gran trabajo por parte de los actores y de la dirección: prosificando el texto y encontrando su “cantar”, apropiándose de los versos para que no pierdan comicidad ni las críticas que encierran, sutilmente, hacia los exacerbados cánones de belleza. 

El resultado es exquisito, ya sea por este conjunto de intérpretes de gran talento que, en esta segunda obra, parecen amalgamarse cada vez mejor, como por el vestuario a cargo de Maydée Arigós o por la destreza con la que Santiago Doria, cual experto titiritero, mueve los hilos de sus actores creando puestas de impecable calidad artística.


Crítica: Carolina Avigliano

Duración: 85 minutos

Ficha técnico artística:
Actúan: Irene Almus, Gastón Ares, Andrés D´adamo, Mónica D’agostino, Pablo Di Felice, Francisco Pesqueira, Gabriel Virtuoso, Ana Yovino
Vestuario: MaydéeArigós
Iluminación: Horacio Novelle, Sebastian Ochoa
Música: Gerardo Gardelin
Fotografía: Fernando Lendoiro
Diseño gráfico: Fernando Lendoiro
Asistencia de dirección:JazminRios
Prensa:HaydeéMarocchi
Producción ejecutiva:Rosalía Celentano
Dirección:Santiago Doria

CENTRO CULTURAL DE LA COOPERACIÓN
Corrientes 1543 – Caba
Teléfonos: 5077-8000 int 8313
Web: http://www.centrocultural.coop


lunes, 1 de julio de 2019

CRITICA A LA OBRA “ANITA O LA TRAGEDIA DE LAS PARTES”





“Anita o La tragedia de las partes, es una historia de amor que termina mal o quizá termina bien, esto varía según quién saque la conclusión final. Tres amigos manipulando hasta límites insospechados un destino evitable. La mente perversa de una chica de la High Society, criada en la abundancia, con su vida material resuelta, que vive en un mundo paralelo al de la gente común. Anita manipula, Anita engaña, Anita pervierte el orden establecido”…

Hasta aquí, la sinopsis del espectáculo. Y no sería apropiado hablar mucho más de la temática o de su argumento sin anticipar los vericuetos que tiene el texto y a la manipulación que tanto los personajes de la obra como los espectadores nos vemos involucrados. 

Luis Longhi, con sus criaturas, en su doble rol de dramaturgo y director, nos lleva de un lado a otro en la trama, cuando pensamos que la corriente sigue un camino nos encontramos con una piedra, pero luego el torrente avanza, retrocede y nos permite bifurcaciones que nos obliga a asumir un rol activo en nuestra mirada e interpretación de los acontecimientos.

La partitura escénica viene acompañada de una muy buena escenografía a cargo de Vanessa Giraldo y de la música en vivo compuesta por Juan Ignacio López e interpretada maravillosamente por Esteban Fioroni, ValterIzzo, Luz Merlo y Nicolás Muñoz.

En este thriller psicológico, se destaca con creces el trabajo interpretativo de Maia Francia, que con su vasta trayectoria y formación, transita diversos estados de ánimo llenos de matices. También, la entrega emocional que, en su corta pero intensa participación, alcanza Pablo Sórensen.

En definitiva, una obra original, que mantiene la tensión del espectador sobre lo que sucede en escena y con algunas actuaciones que son un deleite para la platea.

Crítica: Carolina Avigliano

Duración: 65 minutos

Ficha técnico artística
Libro: Luis Longhi

Actúan: Maia Francia, SebastianPolitino, Pablo Sorensen, María Viau

Músicos: Esteban Fioroni, ValterIzzo, Luz Merlo, Nicolás Muñoz
Diseño de vestuario: Vanessa Giraldo
Diseño de escenografía: Vanessa Giraldo
Diseño de luces: Sebastián Irigo
Realización de escenografia: Tomás González
Música original: Juan Ignacio López
Operación técnica: Sebastián Crasso
Fotografía: Diego Murciego
Pinturas: Beatriz Provitina
Diseño gráfico: Marisol Acebedo
Asistencia de dirección: Dana Taicher
Prensa: Tehagolaprensa
Producción ejecutiva: Dana Taicher
Producción general: Bacs Producciones
Dirección musical: Juan Ignacio López
Dirección general: Luis Longhi

EL TINGLADO TEATRO
Mario Bravo 948 - Capital Federal
Teléfonos: 4863-1188
Web: http://www.teatroeltinglado.com.ar
Entrada: $ 400,00 - Sábado - 18:00 hs

CRITICA A LA OBRA TEATRAL “LA REINA DE LA BELLEZA”





“La reina de la belleza” es una historia escrita por el autor irlandés Martin Mc Donagh, en el que somos testigos de la violenta y perversa relación que tienen Madge y Maureen, una madre anciana y su hija soltera, permanentemente atada a propiciarle los cuidados insufribles que su progenitora le demanda.

Ambientada en un pueblo perdido de Irlanda, del que la mayoría de los jóvenes deciden emigrar en busca de un fututo mejor, la tensión entre ellas recrudece ante las amenazas por desmantelar este vínculo perverso con la aparición de los hermanos, Pato y Ray, en sus vidas.

Así, desde el momento que comienza la función, cada aspecto de esta puesta a cargo de Oscar Barney Finn, está pensado con una precisión absoluta: eldiseño de vestuario de Isabel Zuccheri, los detalles de la escenografía de Eduardo Spindola, los sutiles cambios del diseño de luces de Claudio Del Bianco y el diseño de sonido de Sergio Klanfer.

Oscar Barney Finn, además, supo trasmitir a sus actores las pinceladas perfectas con las que debían trazar sus lienzos y, el resultado, es un deleite actoral que no puede pasar inadvertido.

Comenzando con Marta Lubos, una actriz que hace de su cuerpo y su expresividad lo que le da la gana. Su personaje encierra cientos de contradicciones; es la madre odiosa e inimputable, hiriente pero vulnerable, fuerte y patética. No hay dudas, Lubos irradia luz sobre el escenario.

De la misma manera podemos hablar de la otra protagonista de la obra: Cecilia Chiarandini, que en su rol de hija, transita una cantidad de matices y estados de ánimo de una verdad absoluta sobre el escenario.

Lubos y Chiarandininos regalan un enfrentamiento actoral inigualable. Claro que Pablo Mariuzzi (quien también se destaca en la obra “Un señor alto, rubio, de bigotes”), no se queda atrás. Su personaje aporta determinación pero también sensibilidad y grandes sutilezas sobre el escenario. Completa el equipo actoral, SebastianDartayete, el más joven del elenco, quien logra, por momentos, logradas situaciones en escena.

“La reina de la belleza” no es una de las tantas posibilidades que nos trae la cartelera porteña sino una obra para aquellos que quieran irse satisfechos de ver buen teatro.

Texto, dirección y actuaciones se conjugan para construir un espectáculo ¡digno de verse y de ser disfrutado!


Crítica: Carolina Avigliano

Duración: 90 minutos

Ficha técnico artística:

Autoría: Martin Mc Donagh
Actúan: Cecilia Chiarandini, Sebastian Dartayete, Marta Lubos, Pablo Mariuzzi
Voz en Off: Pablo Flores Maini
Vestuario: Isabel Zuccheri
Escenografía: Eduardo Spindola
Diseño de luces:Claudio Del Bianco
Diseño De Sonido:Sergio Klanfer
Prensa: Prensa Duche&Zárate
Efectos especiales:TRENTUNO FX
Fotografía:Lucas Suryano
Diseño gráfico:Leandro Correa
Asistencia de iluminación:Estefanía Piotrkowski
Asistencia de vestuario:Josefina Veliz
Asistencia de dirección:Florencia Laval
Producción Ejecutiva:Cynthia Nejamkis, Alberto Teper
Dirección: Oscar Barney Finn

EL TINGLADO TEATRO
Mario Bravo 948 - Capital Federal
Teléfonos: 4863-1188
Web: http://www.teatroeltinglado.com.ar
Entrada: $ 450,00 - Viernes y Sábado - 20:00 hs

miércoles, 26 de junio de 2019

ENTREVISTA LITERARIA AL DRAMATURGO Y MÚSICO VÍCTOR DUPONT





LLTV: ¿Podrías mencionar los tres libros más importantes que hayas leído, o que mayormente te hayan constituido como persona? 
Es imposible nombrar tres libros nada más. Prefiero - si hablamos del número “tres” - pensar en tríadas de autores que, más que haberme “constituido”, me han felizmente deformado. Empiezo por la tríada maldita, presente y poderosa desde mi más tierna adolescencia: Baudelaire, Rimbaud, Lautréamont (pero, como los tres mosqueteros, son cuatro: sumo al divino Marqués de Sade). Sigo por una díada de poetisas: Pizarnik y Orozco. Tríada de filósofos: Nietzsche, Foucault y Diógenes el cínico. No serán autores, pero tengo que nombrar a continuación a dos dioses: Hermes (quien me patrocina en mis incursiones esotéricas) y Dionisos (el number one, por obvios motivos). En el terreno de la narrativa, doble tríada: Saer, Borges, Arlt; Kafka, Joyce y Proust. Me gustan y me constituyeron-deformaron también algunos textos sobre música: “La poética musical”, de Stravisnksy; “Cómo escuchar la música”, de Aarond Copland, por citar dos no más. En el terreno de los textos teatrales, otra tríada: “La filosofía del teatro” (de Dubatti, un texto infinitamente superior a la poética de Aristóteles); “El teatro y su doble”, de Artaud (bueno, de Artaud las obras completas también me deformaron); “Sacate la careta”, de Ure, donde se dio la increíble situación de que un tipo de teatro le pasó el trapo a todos los ensayistas de este país. Tríada científica: Hawking en su vertiente de los universos múltiples y este universo como uno más; Cantor y su proliferación de números infinitos; Kepler y su “Mysterium cosmographicum” o su maravilloso “Harmonices mundis”, donde basa sus hipótesis de la música celeste en relación a la velocidad de los planetas (sólo aplicada con total conciencia por el flaco Spinetta). En el terreno de la psicología, por decir una corriente poco interesante, también me atravesó sobre todo un tratado de pintura: “De lo espiritual en el arte”, de Kandinsky, donde la cosa del alma es saltar al vértice superior del triángulo de la creación; y, sin dudas, los textos del divino Dalí. Bueno, y cierro con otros textos ordenados aleatoriamente: “Rizoma”, de Deleuze; “Cinismos”, de Onfray; “El único y su propiedad”, de Stirner; “Siete manifiestos dadaístas”, de Tzara; “Manifiestos del surrealismo”, de André Breton.
LLTV: ¿Último libro que leíste?  
Ahora mismo estoy leyendo algunos libros para entender la teoría de las cuerdas. Y también un texto, que tiene cosas piolas, sobre cómo los perros y gatos tienen sueños cuánticos.
LLTV: ¿En qué circunstancias escribís, cuales son los momentos?  
En cualquier circunstancia. Pero veo que se repite un patrón: o estoy totalmente sobrio, o totalmente embriagado. En el medio, quizá lea o haga esa otra cosa aburrida que es vivir, pero no escribir.
LLTV: ¿Qué libro te marcó algo para siempre y por qué? 
De todos los que mencioné antes, quizá los que más me marcaron, por su intensidad, son los libros de los poetas malditos. Y, sin dudas, Nietzsche. Quien lee bien bien a Nietzsche no vuelve nunca más de ahí. Te libera para siempre. Ahora, si no te lo tomás tan en serio, es un autor que hasta se llega a reír de vos y de tu vida (entonces te defendés, decís que es facho, bla bla). Por eso, siempre supe que debía tomármelo muy en serio y a veces no podía: mi vida y mi cuerpo eran demasiado pobres para sus exigencias. Entonces, en un momento hice algo muy bueno: por algunos años no lo leí, derribé mi vida tal cual era antes de su lectura y volví a leerlo para reírme y conquistar las cimas que él me propuso. 

LLTV: ¿Tenés manías en el ejercicio de la lectura?
Sí. Tengo que tener siete u ocho libros alrededor y saltar de libro en libro, sin detenerme mucho en uno solo, salvo que sea un libro que realmente me arrase y no pueda pensar en otra cosa. Cuando eso pasa es hermoso: incluso pongo todo en pausa y entro en modo de vigilia perpetua, sin dormir ni comer ni nada de esas costumbres humanas. Cuando un libro te toma en serio, te lleva a una zona infrahumana o suprahumana o animal; te descubre tu verdadera piel salvaje, y no importa más nada. Eso, como con los amores más intensos, pasa poco. Pero cuando pasa...

LLTV: ¿A qué personaje de qué libro invitarías a tomar un café para conversar profundamente , y por qué?
Se me ocurren algunos, pero ninguno para tomar café (prefiero el mate). Invitaría mejor a un poeta: al Rimbaud adolescente y nos iríamos de gira, a puro escabiao y faso (como mínimo) para destrozar esta Buenos Aires y amanecer, como él quería, totalmente ebrios en la playa de otra ciudad.

LLTV: ¿A qué personaje de qué libro invitarías a comer en tu casa dispuesto a divertirte y pasar un buen momento, y por qué?  
A Juliette, de la novela célebre de Sade. Ella no tendría drama en hacer un trío y pasarla muy bien, con algún otro femenino personaje del Marqués, si es posible ya iniciado en las mieles del libertinaje, para que no haya problemas legales ni históricos. Entre coito y coito, tendríamos deliciosas conversaciones sobre filosofía y ciencia.

LLTV: ¿Recordás qué libro te generó muchísima expectativa y te defraudó en la misma o mayor proporción? 
“Lobo Estepario”, de Hesse. Libro que se presenta como un libro “rebelde”, fruto de no sé qué conciencia misántropa, de abrazo del mal y demás cosas (a la larga, el libro cuenta las peripecias de un personaje que no es más que un Hello Kitty sintiendo culpa por tener un resto de testosterona en algún lugar no identificable de su organismo angustiado)Al lado de la intensidad de un cuarto de página de “Los cantos de Maldoror”, este lobo es el abuelo de Heidi.

LLTV: ¿Qué cosa es lo que más le sorprende de la humanidad?
Que sea, al menos hasta ahora, la única especie que estudia el universo; que no pueda ser reducida a vegetar por el planeta como una gallina o un insecto miserable, aunque en el fondo lo sea: insecto miserable, pero insecto pensante. El número cósmico, el número posible final de partículas que constituyen la materia (uno a la ochenta) es menor a las conexiones cerebrales de las que somos capaces los humanos (excepción hecha para los votantes reincidentes de Macri). Sin embargo, lo más sorprendente de la humanidad es que va a ser superada por una edad futura, mucho más signficativa ontológicamente: la edad de las arañas.

LLTV : Contanos sobre El Club de los Sofistas

Es una experiencia poética y artística fulminante. Maravillosa. Llena de belleza. Con un rigor extremo, pero con una velocidad y un swing ejemplares. Es un prisma desde donde se refleja una forma de ver y vivir la existencia. Un programa de radio que ha nacido póstumo y tiene, según me informó Hermes, un lugar asegurado en el futuro. 

El Club de los Sofistas todos los jueves de 18 a 20 hs. www.laideafijaradio.com.ar



lunes, 24 de junio de 2019

CRITICA A LA OBRA “COMO SI LA VIDA FUESE UN MOMENTO PACIFICO Y ESTABLE”




Hace pocas semanas se estrenó en el espacio teatral Timbre 4 este unipersonal cuyo texto deviene de la adaptación del libro "¿Para qué sirve la filosofía?" de Darío Sztajnszrajber.

Así, durante los 65 minutos que dura el espectáculo, no estamos sólo ante la presencia de una joven inocente y curiosa, llamada Maga, sino también de sus pensamientos irrefrenables, de un torrente de dudas, de un mar de preguntas existenciales, algunas cotidianas y otras extraordinarias, de inquietudes surgidas por situaciones concretas o nacidas al azar.

Porque el pensar, el poder hacernos preguntas acerca de las cosas, la posibilidad de “filosofar” sobre la vida no corresponde sólo a los eruditos sino que puede darse mientras se viaja en colectivo o en un tren, se espera un taxi o se toma un café. Y todo, absolutamente todo, es susceptible de tener su “costado filosófico”, desde la manera en que observamos a la gente que se encuentra a nuestro alrededor hasta la forma en la que resolvemos nuestras necesidades fisiológicas o nos vinculamos con los desconocidos.

O al menos esta mirada del mundo es la que parece trascender de este espectáculo cuya dramaturgia, corrección de textos y dirección están a cargo de Dardo Dozo y Claudia Kricun. El resultado es una agradable puesta en escena y un cálido homenaje a la “señora filosofía”; con un muy buen trabajo actoral a cargo de Melina Petriella y su mirada irreverente, divertida y querible a la hora de cuestionar los interrogantes del mundo y perseguir las verdades de la vida.

Se destaca también el dispositivo escenográfico y el  diseño de vestuario de Marcelo Valiente, que habilitan los distintos espacios de ficción para que las inquietudes levanten vuelo.

Porque no importa si estamos solos mirando por la ventana o con una multitud de gente bailando una cumbia en un tren, las preguntas pueden aparecer sin pedir permiso, y no podemos ignorarlas "como si la vida fuese un momento pacífico y estable", es mejor abrirles la puerta y ofrecerles un café: seguro de esa charla surgirán buenas reflexiones… 

CRITICA: CAROLINA AVIGLIANO


Ficha técnico artística
Sobre textos de: Dario Sztajnszrajber
Dramaturgia: Dardo Dozo
Corrección de textos: Claudia Kricun
Actúan: Melina Petriella
Voz en Off: Dario Sztajnszrajber
Iluminación: Diego Becker
Diseño de vestuario: Marcelo Valiente
Diseño de escenografía: Marcelo Valiente
Diseño de luces: Soledad Ianni
Realización escenográfica: Augusto Latorraca
Grabación De Sonido: Indigo Music Design
Video: Salvador Kaplún, Fernando Lugones
Música original: Rony Keselman
Fotografía: Salvador Kaplún, Fernando Lugones
Diseño gráfico: Adrián Candelmi
Asistencia técnica: Tamara Romero
Asistencia de dirección: Agustina Vinitzca
Dirección general: Dardo Dozo, Claudia Kricun


TIMBRE 4
México 3554 - Capital Federal
Entrada: $ 380,00 - Sábado - 22:45

CRITICA A LA OBRA “PARA MI SOS HERMOSA”





Dice la sinopsis de este espectáculo: “En una feria de variedades de Europa, exactamente en la Hungría de 1940, el mago Harry Vansky, la estrella de la compañía, realiza su acostumbrado truco de escapismo pero esta vez, luego de diez minutos de permanecer bajo el agua, el baúl nunca se abre. Cada una de las mujeres que lo rodean, sus asistentes siamesas, su aprendiz, su esposa, su amante "La magnética", y una perfumista se debaten entre llorar su muerte o su escape misterioso. ¿El baúl está vacío o Harry está muerto adentro?”

A simple vista, la anécdota puede parecer pequeña, quizá lo sea. Lo que claramente no pasa inadvertida es la actuación de Paula Ransenberg, la actriz que protagoniza este unipersonal y que se desdobla en 7 personajes, cada uno de ellos completamente diferentes entre sí, llenos de matices, variaciones de energías, relaciones diversas en la empatía con el público y en su vínculo con el mago que, como en uno de sus trucos de magia, ha dejado una estela interrogativa en cada uno de sus corazones.

Es que, después de 7 temporadas en cartel y varias premiaciones sobre el hombro, a diferencia de empezar a “mecanizar” su interpretación, Paula Ransenberg, afina con el pincel cada uno de los entramados de sus criaturas. A partir de allí, va jugando con ellos sobre el escenario, los va deshojando y nos los entrega con una sensibilidad y un amor únicos.

El resultado viene acompañado de una excelente dirección por parte de Marcelo Nacci y una puesta en escena cuidada en cada uno de sus detalles, donde el ritmo de la obra va concatenando las diversas  historias dejándonos “sentir” con pequeños esbozos las resonancias del amor desde un punto de vista universal.



Todo esto viene acompañado de una elección impecable del vestuario y de una escenografía que sabe resolver con creces su funcionalidad en la continuidad de las escenas por parte de Alejandro Mateo.

De más está decir que esta es una de las joyas que nos ofrece la cartelera porteña. Por eso, si todavía no la vieron ¡No esperen para hacerlo! Seguramente disfrutarán, no sólo de un excelente espectáculo, sino también ¡de una clase de actuación!

Crítica: Carolina Avigliano


Duración: 55 minutos

Premio Trinidad Guevara 2013 Actuación Protagónica Femenina
Premio Trinidad Guevara 2013 Creatividad Escenográfica
Premio María Guerrero 2013 Revelación Femenina
Nominada premios ACE 2013 Revelación Femenina
Nominada premios Florencio Sánchez 2013 Revelación Femenina
Nominada premios Teatro del Mundo 2013 Mejor Actriz

Ficha técnico artística

Dramaturgia: Paula Ransenberg
Actúan: Paula Ransenberg
Vestuario: Alejandro Mateo
Escenografía: Alejandro Mateo
Diseño de luces: Fernanda Balcells
Diseño sonoro: Emiliano Álvarez
Realización de escenografia: Manuel Escudero
Fotografía: Ale Ojeda
Diseño gráfico: Miguel Israilevich, Ale Ojeda
Asesoramiento en magia: Daniel Garber
Asistencia general: Leidy Gómez
Prensa: Marisol Cambre
Producción: Juan Zuluaga Bolivar
Dirección: Marcelo Nacci

TIMBRE 4
México 3554 - Capital Federal
Entrada: $ 380,00 - Sábado - 20:30 hs - Hasta el 03/08/2019



martes, 18 de junio de 2019

CRÍTICA A LA OBRA TEATRAL "JUANA, LA LOCA”




Un trono en el centro del escenario y una reina impecablemente vestida da comienzo a la función. Como en su vida, veremos a Juana mutar de la candidez e inocencia de su niñez a los primeros ardores de la adolescencia; de su apasionado matrimonio con Felipe El Hermoso a los reclamos incesantes por las infidelidades de su marido, de una vida llena de goce y picardías irreverentes a una vejez sombría y enajenada en soledad.

“Se me pasa el tiempo, se me pasa el tiempo, se me pasa el tiempo”, repite Nicolás Perez Costa al interpretar a Juana. Y la repetición deviene en una especie de mantra del que todos podemos ser parte. El tiempo pasa. La vida también ¿Quién puede escapar a ese destino? Pero, ¿y si ese destino, además, es meticulosamente calibrado por otros para hacer de nuestras vidas un juego de ajedrez?

Porque mucho se ha hablado de Juana, la reina celosa, la exagerada, la mujer de la “supuesta” enfermedad mental producto del dolor inmanejable que sintió tras la muerte de su marido. Pero poco se ha dicho acerca de su legítimo derecho al trono y de cómo su propia familia, entre ellos su padre y su propio hijo, urdieron una compleja trama de acusaciones y mentiras para apartarla de su rol y mantenerla encerrada durante más de cuarenta años. Es que la Historia no sólo la han contado los vencedores sino también, los hombres.

En este espectáculo, en cambio, Cibrián nos regala la otra parte de la Historia. Así, le da voz no sólo a la reina sino a la mujer. Y podemos disfrutar de un texto complejo, sutil, poético, que tiene la dificultad interpretativa de haber sido escrito en verso, pero del que Nicolás Perez Costa se apropia con una facilidad absoluta y una entrega descomunal. Su reina cambia de estados de ánimo y de energía, salta de un momento a otro de su vida y toca las notas de la partitura escénica con una facilidad exquisita contando “su verdad”.

El resultado es un espectáculo cuidado hasta en su último detalle: la realización de vestuario de Coral Barcos, el diseño de luces y la actuación de Nicolás Perez Costa, el texto y la dirección con el sello de Pepe Cibrian Campoy.

¡Nada está fuera de lugar! Sin embargo, el espectáculo estará pocas semanas en escena antes de comenzar su gira por España. De modo que si quieren disfrutar del buen teatro de la cartelera porteña: ¡apúrense a verlo!


Crítica: Carolina Avigliano          

TEATRO LA MUECA
José Antonio Cabrera 4255 - Caba - Argentina
Teléfonos: 4867-2155
Web: https://www.facebook.com/lamuecateatrook/
Entrada: $ 350,00 - Jueves - 21:00 hs - Hasta el 01/08/2019

Duración: 70 minutos

Ficha técnico artística
Libro: Pepe Cibrian Campoy
Actúan: Nicolás Pérez Costa
Diseño de vestuario: Coral Barcos
Diseño de luces: Nicolás Pérez Costa
Realización de vestuario: Coral Barcos
Fotografía: Nicolás Oviedo
Diseño gráfico: Camila Diez, Nicolás Oviedo
Asistencia general: Paula Aguilar
Prensa: Shirly Potaz
Asistente de prensa: Pilar Prado
Producción ejecutiva: Emiliano Miguez
Coordinación general: Camila Otreras
Dirección general: Pepe Cibrian Campoy