jueves, 28 de junio de 2012

LA DUDA Por LUIS DUARTE




La razón por la cual se cacarea en tiempos de SIDA,
tiene que ver con la necesidad de mostrar nuestros aciertos,
sin la ventaja de poseerlos del todo.

Compañero amigo, la causa nos reúne otra vez.
Parecernos será lo mas atractivo
y lo menos convincente.
Pero si a todo esto le sumamos
la inconfundible letra O,
habremos pasado a formar parte del bien.

La duda no tiene límites,
por lo tanto nos justifica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada