domingo, 14 de abril de 2013

LA FIEBRE DEL RESALTADOR PARTE 3

Después de morir no se va al paraíso: el paraíso es morir, lo que llamo muerte me atrae tanto que solo puede calificarse de valeroso el modo en que, por solidaridad con los otros, me aferro a lo que llamo vida y, a pesar de la intensa curiosidad, espero.
Juan Form
Cuento Había una vez un pájaro 
Carmen había muerto y yo empezaba a sospechar - a darme cuenta – que en el reino de los muertos Dios a de ser, solamente, un gran silencio.
Mempo Giardinelli
Que solo se quedan los muertos
 
No se debe favorecer una ilusión que no pueda realizarse y quien lo hiciese es ciertamente un monstruo. 
Sade
Mi gran carta
 Muchas veces me angustió  la imposibilidad de retener a la persona querida tal como la conocimos, para siempre. 
Bioy Casares
Dormir al Sol
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada