miércoles, 14 de diciembre de 2016

CRÍTICA TEATRAL DE LA OBRA "SOLO LLAMÉ PARA DECIRTE QUE TE AMO"







Cuando llegue a hacer la crítica de pronto no me encontraba en una sala teatral sino que estaba en la puerta de una casa de familia tocando el timbre, así es, esta vez el hecho teatral no sucedería en una sala sino en el hogar de una familia.

Se trataba de "El 25 va a tu casa" un ciclo de teatro que propone obras en casa de vecinos.  Esta vez nos hicieron pasar al Living-comedor, atrás nuestro se encontraba la cocina y arriba los dormitorios, estábamos todos expectantes por que presenciamos el realismo y el hecho teatral en su máxima expresión todos observando todo por el "ojo de la cerradura".

Queríamos saber de que se trataría la obra, a que juego jugaríamos y en que mundo e imaginario nos adentraríamos.

Comienza la obra:

Una madre con suficientes responsabilidades, saturada de obligaciones, sus hijos malcriados "bebes de pecho" con aproximadamente veintitrés años cada uno, la novia de unos de sus hijos viviendo en esa casa, la hermana de la madre un ente que deambulaba por las casa sin ningún objetivo en la vida, la abuela: Una señora que excedía en tratar de no aparentar su edad saliendo y embriagándose en cuanta fiesta se le presentaba. Todos conviviendo y sobreviviendo en una misma casa y a cuestas de una madre que ya no puede soportar el hecho de seguir compartiendo su vida con una familia disfuncional en la que cada integrante lleva agua para su molino.



El público sumamente compenetrado atravesado por todo el realismo  acompañando esta crisis familiar en medio de llantos, lagrimas, discusiones, portazos, gritos, y una que otra risa para no hacer la vida intolerante pero de todos modos cada cosa recaía sobre una persona que no hacia mas que acumular, sostener y acumular, la madre.

Un día algo inesperado sucede en la cotidianidad de esta familia, un llamado súbito, un giro en la acción, la peripecia de la historia. Se trataba de un amor pendiente de la madre, un amor por el que no se atrevieron a luchar por la corriente de la vida por, la rutina o simplemente por cobardía. Hoy este llamado cambiara la historia para siempre. ¿Que pasará con la madre? ¿Y con los hijos? ¿Que caminos abordaran desde hoy en adelante?


Todo el cóctel de estos sucesos sumado al hecho de estar en una casa real, con actores que parecía que no están actuando sino que sus actuaciones fueron tan verdaderas y orgánicas que se dejaron pintar por el concepto de "no actúes por favor" y el hecho de "vivir la escena". Cabe destacar al director y dramaturgo Nelson Valente que no solo escribió una obra versátil y con tal complejidad sino que su dirección fue sorprendente y exquisita para que se adapte cada situación a cada lugar diferente de la casa y que el público desde distintas perspectivas pueda tener una mirada lúcida.

En definitiva, una propuesta seductora, en un ámbito diferente, nos permitió vivir una experiencia maravillosa y disfrutar de una pieza singular. Todo un hallazgo de nuestro teatro.


Ficha técnica:
Dramaturgia y Dirección: Nelson Valente
Elenco: Mayra Homar, María Lía Bagnoli, Fernando Rodríguez Dabove, Puchi Labaronnie, Ramiro Delgado, Gonzalo Sáenz, Julia Eva Saggini. 
Imagen y vestuario Federico Castellón
Fotos: Lau Castro
Arte: Castro - Castellón
Video: Nubecita Vargas
Técnica: Lucas Coiro
Prensa: Octavia Comunicaciones

Crítica: Cecilia Duran

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada