martes, 29 de enero de 2013

ENTREVISTA A LEO SUJATOVICH, EN EXCLUSIVA PARA LA LETRA TAL VEZ - PRIMERA PARTE

Una mañana de sol y calor, en pleno enero, Leo Sujatovich nos recibe en su casa de Palermo. Muy agradable en el trato, un tono de voz pausado y cálido en el diálogo. nos hizo sentir muy cómodos y pudimos así hablar de su carrera, por supuesto su relación con Luis Alberto Spinetta y algo de Literatura. Aquí vamos con la primera parte. 
 
LLTV: Los tres libros mas importantes que hayas leído. 

LS: Leí Cortazar. Leí Rayuela, leí Bestiario, son los libros que recuerdo son los que mas me marcaron. Recuerdo que tuve un año que tuve muy intenso particularmente de lectura que fue el año que viví afuera. Yo en el año 1986 viví en Noruega, o sea prácticamente no hablaba el español, hablaba el inglés con la gente con la que laburaba y la gente de allí no hablaba ni inglés ni español, hablaba en Noruego, salvo conmigo. Entonces creo que eso fue lo que fomentó el acercamiento un poco mas al idioma, y la lectura fue el vínculo. Ese año fue el que leí los libros de Cortázar, incluso tenía algo de Benedetti.  
 
 
LLTV: ¿En qué circunstancia tuviste la primera sensación de que te ibas a dedicar a la música?
 
LS: Nunca sentí otro destino. Yo empecé a tocar desde muy chiquito. Sé que desde los cuatro años ya, en mi casa se tocaba mucho el piano. Mi abuela era maestra de piano, mi madre era maestra de piano, y mi hermana que es tres años mayor que yo, ya tocaba. Así que la vocación fue muy clara siempre.

LLTV: ¿Un poco lo que pasa ahora en tu casa, tus hijos también son músicos. 

LS: Mis dos hijos son músicos, exactamente. 

LLTV: ¿Recordás En qué circunstancias conociste a Luis?

LS: Un amigo de un amigo lo conocía. Luis estaba grabando A Dieciocho Minutos del Sol, en los estudios de CBS ahí en la calle Paraguay y Paraná, y yo caí ahí. Caí medio de colado, de invitado, no estaba muy clara las circunstancias (se ríe), pero caí ahí. La cuestión es que mi amigo se fue, y yo me quedé solo con él, y no me preguntes cómo fue pero terminó llevándome a mi casa. Nos pusimos a charlar, yo creo que tendría 18 o 19 años. Yo vivía no muy lejos de ahí en Anchorena y Santa Fe, y terminó la grabación a eso de las 10, 11 de la noche, y Luis me acercó hasta mi casa…y yo no creía nada, que estaba en el coche de Luis, en el fairlane de Luis Spinetta, y él me llevaba a mi casa. Yo creo que esa fue la primera vez, cuando lo conocí. 

LLTV: Pero te sacó la ficha, te escuchó o algo…

LS: No, para nada, él no tenía la perra idea de quien era yo. A ver, el único “crédito” que yo tenía por ahí atendible era que hacía un par de años había tocado con Nito Mestre. 

LLTV: Sabés que personalmente no tengo registro de haberte visto tocar con Nito Mestre.

LS: Nunca toqué en vivo con él. La cosa fue así. Yo me contacté con Nito apenas terminó él con Sui Generis. Se disuelve Sui Generis, y yo soñé que tocaba con él, y cuando me desperté dije, “Si este tipo se separa de un pianista, seguro que un pianista va a necesitar”. Conseguí su teléfono y lo llamé. Porque yo había sido alumno de guitarra de Claudio Gabis. Claudio es una especie de padrino mío de la música. Y yo lo llamé a Claudio y le conté este sueño que yo había tenido, y le pregunté, “Che qué te parece. Será una locura”. No, me dijo, para nada. Tomá y anotá. Entonces yo empecé a juntarme con Nito antes de Los Desconocidos de Siempre te diría. Fue como la etapa de cocina del proyecto. Incluso compusimos un par de canciones de las cuales una formó parte del primer disco de Los Desconocidos, pero yo después no continué. Yo tenía 15 años y el productor del proyecto no quería menores. 
 
 
 

LLTV Volviendo al Flaco, una canción que simboliza tu cariño por Luis

LS: Y para mí no puedo evitar que sea la canción que hicimos juntos, (aunque hicimos varias) que se llama Vida Siempre, sobre todo porque a él le gustó mucho la música, me pidió que se la dejara grabada para ponerle la letra. A ver, hay otros temas que me gustan mucho mas, pero para responder a tu pregunta, ese tema. 

LLTV: En el dvd de las Bandas Eternas, Luis describe como un momento muy especial el clima que se creó cuando ensayaron ese set.

LS: Si, totalmente. Aparte yo creo que para él le traía recuerdo de esa época, su entorno familiar, son muchas cosas, viste. 

LLTV: La última, un momento inolvidable que hayan vivido juntos, con Luis.

LS: Un momento inolvidable, yo siempre cuento la anécdota, yo creo que estaba por mudarme y yo estaba parando en el cuarto de la casa de mi vieja, y Luis vino a trabajar, a ver algunos temas que estábamos haciendo. Era un día de semana. Mi vieja estaba dando clases en el cuarto de al lado, y estábamos ahí trabajando, escuchando música,  y nos quedamos dormidos…(risas). Fue como cayendo la modorra de la tarde. Había un sillón, una cama, y nos quedamos dormidos. Y en un momento yo me desperté y Luis estaba ahí, creo que roncando inclusive, todo fue muy simpático y muy tierna la situación. Habrán sido 20 minutos que nos dormimos. (Leo queda suspendido con la mirada en otro lado como volviendo a vivir aquél momento, visiblemente emocionado). 

LLTV: Fluyeron juntos…

LS: Algo así. Se ve que algo de lo que estábamos haciendo nos hizo bajar mucho la frecuencia, y nos despertamos y volvimos a laburar un rato y se fue. Siempre me acuerdo de eso porque  estoy completamente seguro de que no fue porque nos hayamos aburrido, ni porque nos hubiéramos fumado un porro, ni por nada. 

LLTV: Fue como un viaje…

LS: Si, como un viajecito.

Entrevista: Walter Gómez en exclusiva para La Letra Tal Vez

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada