domingo, 13 de enero de 2013

LA FIEBRE DEL RESALTADOR (PARTE 3)


Se puede tener una especie de cordial encuentro con el diablo, lo que pasa es que uno después, ya no es el mismo. 

Mempo Giardinelli

Que solo se quedan los muertos

Fue la época en que solo los muertos podían sonreír, felices de descansar al fin. 

Juan Form
Cuento La noche que empezó la guerra fría

Impulsado por se maligno placer que nos incita a ahondar en la herida, como para saborear el sufrimiento. 

Fredor Dostoiewky
La casa de los muertos

 

Hay gente que dice que un gran cariño es a la vez un gran egoísmo. 

Fredor Dostoiewky

La casa de los muertos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada