martes, 10 de septiembre de 2013

LA FIEBRE DEL RESALTADOR PARTE 5

Usted se convencerá de que es grande la ganancia si conseguimos transformar su miseria histérica en infortunio ordinario.
 

Santiago Kovadloff

El enigma del sufrimiento

 

El dolor desbarata un espejismo: el de no estar sujeto a nada que rebase la propia voluntad. Disuelve, por eso , la ilusoria identificacion del único consigo mismo. Atestigua que se ha partido el cristal complaciente que hasta allí duplicaba su imagen invicta. Y cuanto mas se aferra entonces el único a ese si mismo astillado y en repliegue, mayor es su dolor. Esa obstinación es padecimiento.
 

Santiago Kovadloff

El enigma del sufrimiento


Una habitación abandonada, una habitación libre que era desinfectada, con la doble puerta abierta de par en par y los muebles amontonados unos sobre otros, a las vista de todo el que pasara por el pasillo hacia el comedor, era una espectáculo significativo pero, entretanto, Tan familiar que ya casi no impresionaba, sobre todo cuando uno mismo, en su dia, también se había instalado en una habitación que había quedado “libre” y había sido desinfectada en las mismas condiciones, haciendo de ella su propia casa. A veces se sabía quien había ocupado ese número, y entonces la visión del cuarto vacío dejaba mal sabor en la boca. 

Thoman Man

La Montaña Mágica

 

 
Ya era otro año, el siguiente. Una de las grandes agujas del reloj del universo había avanzado una unidad de tiempo.
 

Thoman Man

La Montaña Mágica

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada