sábado, 13 de diciembre de 2014

TEXTO DE DANIEL CASTELAO



Y me quedo
rasgado en dos como una hoja
(de ningún árbol),
enroscando su tiempo al viento.

Como un círculo naranja
(de furia concéntrica)
que limita con el borde de la vida.

Quebrado como débil tirante
(de ningún techo)
quieto sobre la superficie del agua.

Como un cuadrado rojo
(de abstracta figura)
que encierra el alma de los hombres.

Desparramado como la sangre
(de ningún cuerpo)
vacío alrededor del fuego.

Así estoy
mientras desfilan rostros sin voces

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada