martes, 15 de octubre de 2013

ENTREVISTA LITERARIA A LA ACTRIZ ZAIDA RICO - EXCLUSIVO PARA LA LETRA TAL VEZ -




Zaida por Juan Pablo Barrientos


LLTV: Zaida, nos podrías decir cuales fueron los tres libros mas importantes que leíste, o que mayormente te han constituido. 

ZR: ¡Uy! Esto de tener que elegir… (risas) En mi infancia, creo que La historia Interminable. Me hizo soñar y volar mucho... En mi adolescencia: Cien años de soledad. Después llegó hace unos años, Rayuela que me acompañó justamente en mi proceso de llegada a vivir a Buenos Aires. Para que te hagas una idea, lo terminé sentada en un banco frente a una de las casas en las que vivió Cortázar, en el bario de Agronomía… Después hay muchísimas columnas vertebrales más en mi vida literaria, por supuesto… pero hay dos constantes que se repiten: la mitología griega y el mundo poético que gira en torno a Federico García Lorca. 

LLTV: ¿En qué circunstancia tuviste la primera sensación de que te ibas a dedicar a la actuación? 

ZR: ¡Siempre fui muy teatrera! (risas) Empecé a bailar a los 3 años, así es que me subí muy pronto a un escenario. Pero fíjate, cuando mis padres me acostaban y yo escuchaba que ellos ya estaban en el living, me levantaba, me iba al baño y agarraba las pinturas de mi madre: todas las noches me maquillaba, hacía caras y personajes diferentes frente al espejo y después ya podía dormir tranquila (más risas). Todo eso estuvo rondando siempre. Pero fue a los 16 años cuando decidí que cuando terminara la secundaria iba a ir a estudiar Arte Dramático a la Universidad. Y a partir de esa toma de decisión, ya no hubo marcha atrás. El teatro desde todos los puntos de vista (actuación, dirección, dramaturgia, docencia) es mi vida, mi trabajo, mi locura y mi pasión. 

LLTV:  ¿Cual fue el último libro que leíste? 

AD:. La Soledad de los Números Primos de Paolo Giordano, una belleza. De todas formas soy incapaz de llevar una sola lectura a la vez. En mi mesita de noche siempre hay una novela y una biografía o un diario. Amo las biografías, los diarios íntimos y los libros que contienen correspondencia. Tengo una debilidad muy especial por este tipo de literatura que gira en torno a mujeres artistas o activistas que vivieron su juventud desde principios del s.XX. ¡Hay tantas vidas y tantas luchas maravillosas por descubrir! 

LLTV:  ¿Escribís?. 

ZR: La escritura para mí va relacionada con la noche, cuánto más tarde es y más en silencio está el barrio, mejor. Mi lema en la escritura es, en palabras de Picasso, “1% de inspiración y 99% de transpiración”… Peleo mucho con las palabras. Como ya te he contado, durante más de la mitad de mi vida fui bailarina, así es que tengo una relación muy directa con la acción y con la verdad del cuerpo. Creo que es por eso que le doy muchas vueltas a encontrar la palabra justa. De echo, cuando estoy trabada, me levanto de la silla e intento llevar la situación al cuerpo. Hay otra cosa: no puedo escribir bajo presión. Siento que las obras necesitan un tiempo de maduración similar al de los vinos… 

LLTV: ¿Tenés manías en el ejercicio de la lectura? 

ZR: Por lo general no me gusta leer a las corridas en un ratito de subte o colectivo. Siento la lectura como un ejercicio casi íntimo. Mis padres siempre me leían antes de dormir, así es que ahora sigo haciendo lo mismo: leo en la cama, para ahuyentar el día, para seguir alimentando los sueños. 
 
LLTV: ¿Con qué personaje de qué libro te gustaría sentarte a tomar un café, para conocerlo mas y sacar algo mas de su personaje? 

ZR: ¡Ay, me es muy difícil elegir! Te digo los dos primeros que se me pasan por la mente: con la Maga de Rayuela y con Lis de Fando y Lis de Francisco Arrabal. 
 
Zaida por Akira Patiño en el personaje de Granos de Uva en el Paladar.
 
 

LLTV: ¿A qué personaje de qué libro te gustaría invitar a comer en tu casa, dispuesta a pasar un buen momento, y con perspectivas de divertirte? 

ZR: Exactamente no sé si “divertirse” sería la palabra (risas) pero me encantaría estar sentada con una copa de vino junto a Alejandra Pizarnik. Fíjate y si sigo pensando todos los nombres no son de personajes, sino de autores: Roberto Arlt, Rodolfo Walsh, Virginia Woolf, León Felipe... 

LLTV: ¿Recordás qué libro te generó muchísima expectativa y te defraudó en la misma o mayor proporción? 

ZR: La verdad es que no...No recuerdo que me haya pasado eso. 

LLTV: ¿Una película preferida? 

ZR: ¡¡¡Ahí ya sí que imposible elegir!!! ¡Tantas! Amo el cine de Won Kar Wai, de Bergman, de Kieslowski (en especial Azul), de Win Wenders (El Cielo sobre Berlín es mi debilidad). También las dos películas de la peruana Claudia Llosa, las del colombiano Rodrigo García, las del español Julio Medem... ¡Y ya paro porque sino no termino nunca! (risas). 

LLTV: ¿Qué expectativas tenés con la reposición de Granos de Uva en el Paladar? 

ZR: Aprendí a no tener expectativas en el mundo del teatro. No siempre existe por desgracia, una relación directa entre la cantidad de trabajo y pasión que uno le pone a una obra y la reacción que ésta tiene con el público. ¡Depende de tantos factores! Pero es que Granos de Uva en el Paladar nos ha dado tantas alegrías que una piensa que ya no puede tener más… y sí: siguen llegando! El público porteño sigue llenando la sala, sigue aplaudiéndonos con ojos lacrimosos. Cada persona que viene a ver nuestra obra es un regalo para el alma. Justo ayer tuvimos función y estuvieron presentes una veintena de representantes de la Querella contra el Genocidio Franquista. Lo que nosotras hacemos después de todo es teatro, ¡pero ellos/as! Sentir su lucha contra el silencio y el olvido es algo maravilloso. 

LLTV: En qué proyecto inmediato estás trabajando. 

ZR: Estamos a punto de hacer dos funciones de pre-estreno, adelanto de 2014, de nuestra segunda obra juntas Susana Hornos y yo como co-dramaturgas y co-directoras. Se llama Pinedas tejen lirios y forma parte de lo que hemos llamado Trilogía Republicana. ¡Así es que después tendrá que venir la tercera! (risas) Hemos establecido con Susana un tándem de trabajo tan bello, tan sagrado… Invito a todos los lectores que vengan a compartir nuestro trabajo los viernes 1 y 8 de noviembre en el Teatro El Extranjero. Es una obra muy dura, pero muy bella. ¡Seguimos homenajeando a la vida y al coraje de tantas mujeres! Además, en 2014 se viene otro proyecto muy especial para mí sobre la vida de la fotógrafa italiana Tina Modotti: María. El estreno será en México y después también tendrá su temporada correspondiente en Buenos Aires (¡eso espero!). Es una obra de mi autoría y en la que también actuaré, fruto de una investigación sobre este personaje que llevo a cabo desde 2007. Pequeños, grandes sueños que están por cumplirse.
 
Entrevista: Walter Gómez
 
Zaida Rico: Es actriz, dramaturga, directora y docente. Ella es española, pero la atrapó Buenos Aires. Comienza a estudiar Ballet Clásico y Danza Española a muy temprana edad en el Conservatorio de Danza de Benidorm (Alicante). Al finalizar sus estudios de danza de Grado Medio, se traslada a vivir a Valencia, donde es Licenciada en Arte Dramático por la Escuela Superior de Arte Dramático de Valencia. 
En los próximos años vive entre Madrid y Barcelona complementando sus estudios de ACTUACIÓN con José Sanchís Sinisterra (España), Assumpta Serna (España), Raúl Serrano (Argentina), Emiliano Bronzino (Italia), Juri Krasovskij (Rusia), entre otros. Es becada por Casa de América de Madrid para realizar estudios de DRAMATURGIA Y DIRECCIÓN con Rodrigo García (España), Sergi Belbel (España), Benjamín Galemiri (Chile), Fernando Rubio (Argentina), entre otros. Paralelamente complementa sus estudios de DANZA en diferentes técnicas de Danza Contemporánea con Lipi HernándezEva Bertomeu y Marta Carrasco; y Danza Butoh con Hisako Horikawa (Japón). A finales de 2007 se traslada a vivir a Buenos Aires, donde continua su formación actoral con Ricardo Bartís, corporal con Paula Argüelles y Viviana Iasparra, vocal con Andrea Aschieri, en PRODUCCIÓN con Gustavo Schraier y en dirección con Vivi Tellas y Emilio García Wehbi.
Como actriz, realiza diversas obras de teatro y danza en Valencia, Madrid y Buenos Aires, algunas de las cuales son: Parpadeos de Ximo Flores; La sangre de Antígona de Cruz Hernández; Container 26 de Yoana López-Lobato (obra por la que recibe el Premio como Mejor Actriz en el Festival de Teatro de Valdemorillo, Madrid); Mierdra (Ubu Rey) de Jorge Sánchez; (de mí) dir. Juan Coulasso & Daniela Cuculiansky; La casa de Bernarda Alba dir. Gonzalo de Otaola; Don Juan Tenorio dir. José Gamo; Como si fuera esta noche dir. Susana Hornos; Ana, el once de marzo dir. Susana Hornos; Mujeres de ambas clases dir. Dora Milea y Granos de uva en el paladar dir. Susana Hornos y Zaida Rico.
Como gestora cultural, formó parte del proyecto AEBA [Actores Españoles en Buenos Aires], realizando labores de gestión y producción. 
Como docente, da clase de teatro para adultos en el Centro Cultural General San Martín (Argentina). También dicta esporádicamente talleres de teatro para adolescentes (España) y laboratorios de creación escénica (México).
Como co-dramaturga y co-directora junto a Susana Hornos, estrena en 2012 en el Centro Cultural de la Cooperación su primera obra: Granos de uva en el paladar (obra seleccionada para formar parte del Ciclo de Teatro x la identidad 2012). Actualmente ambas se encuentran por hacer un adelanto de dos funciones antes de su estreno en 2014 de su segunda obra: Pinedas tejen lirios. También en 2014 estrenará en México DF: María [Tina Modotti], obra de su autoría.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada