miércoles, 13 de noviembre de 2013

ENTREVISTA LITERARIA A VIRGINIA VALDOMINOS




LLTV: Nos podrías decir cuales fueron los tres libros mas importantes que leíste, o que mayormente te han constituido. 

VV: En mi adolescencia leí La Colmena de Camilo José Cela. Me impactó la frialdad con que se trataban los aspectos de lo humano. La lejanía, la distancia y la dureza de Madrid. Después conocí a Freud con un libro que reunía algunos textos fundamentales, una edición sencilla. Y Análisis Profano, me fascinó. A partir de ahí mi única motivación fue conocer los aspectos psíquicos del ser humano. La poesía (Lorca, Machado) me mostró la humanidad.  

La Cabeza del Dragón, de Valle-Inclán, obra que representé en el teatro siendo niña, también me marcó mucho, las relaciones familiares y la muerte. 

Cuando leí a Menassa  (La Mujer y Yo, en una época donde buscaba respuesta acerca de mi femineidad y Psicoanálisis del Líder) pero sobre todo Freud y Lacan Hablados I, que me sustrajo de las garras alienantes de la psicología y me inoculó la subversión de la combinación Poesía-Psicoanálisis-Marxismo, por primera vez. Me cambió tanto la vida, me transformó tanto su escritura que nunca más dejé de leerlo.  

Y después a través de Menassa llegué a Las Palmeras Salvajes de Faulkner que ya no me lo olvido más y, en general, al resto de escritores del mundo. 

Ahora estoy leyendo El Capital de Marx. 

La Teoría de la Relatividad de Einstein, también me produjo grandes desasosiegos y creo que aperturas. Unos genios. 

LLTV: ¿En qué circunstancia tuviste la primera sensación de que te ibas a dedicar a la actuación? 

VV: De pequeñita cantaba, tocaba el teclado (de manera autodidacta); Bailaba y también hice teatro… Siempre me gustó y deseaba poder seguir haciéndolo, aunque la realidad, el sistema, los prejuicios o el deseo, vete tú a saber, me llevaron durante unos años a aislarme en el campo científico. Me licencié en Psicología, hice la tesis doctoral en un Grupo de Investigación… Viajé bastante, conocí culturas muy diferentes. Después siempre estuve en contacto de un modo u otro con artistas, pero nunca pensé realmente que me iba a dedicar a esto, y ahora tampoco, la verdad, sólo en algunos momentos me entran las ganas, pero mi trabajo fundamental es como psicoanalista. Prefiero decir que lo demás es un hobbie. 

LLTV: ¿Cual fue el último libro que leíste? 

VV: Psicoanálisis del Amor y La Bella de Día y Jesús, de Miguel Oscar Menassa.

En Poesía, uno de los últimos que he leído ha sido las obras completas de Germán Pardo García y Vamos a Trabajar, mi primer libro de poesía.

Y ahora estoy leyendo varios:

-       Aforismos y decires.

-       Poesía y Psicoanálisis, 20 años de la historia del Grupo Cero

-       El Capital

-       Freud y Lacan Hablados I y II
-        

Siempre estoy leyendo...
 

LLTV:  ¿En qué circunstancias escribís?.
 

VV: Escribo todas las semanas en el taller de poesía pues soy integrante del grupo de poesía coordinado por el poeta Miguel Oscar Menassa. Y tengo varias publicaciones en colaboración en el campo del psicoanálisis y de las organizaciones. Últimamente me despierto por las noches, arrastrada por las palabras y me pongo a escribir durante una hora, intento dormirme y vuelven a despertarme las palabras y así, de este modo, escribo poemas de 13, 14 páginas. No los leo después. Más tarde haré una recopilación y podré valorar su calidad. 

Por otra parte codirijo la Revista del Corredor del Henares ‘Salud es Poesía – Poesía es Salud junto a Cruz González. 

LLTV: ¿Tenés manías en el ejercicio de la lectura?
 

VV: No. Técnica he ido aprendiendo a leer y a dejar que la lectura de cada libro siga su ritmo y sus tiempos. 

LLTV: ¿Con qué personaje de qué libro te gustaría sentarte a tomar un café, para conocerlo más y sacar algo más de su personaje? 

VV: Con personajes, con Jesucristo de La Bella de Día y Jesús , algo que todavía no he conseguido. Con autores, con Menassa, eso sí que lo he conseguido. 

LLTV: ¿A qué personaje de qué libro te gustaría invitar a comer en tu casa, dispuesta a pasar un buen momento, y con perspectivas de divertirte? 

VV: A Menassa, todavía no he conseguido invitarle a comer en mi casa; bueno sí una vez hicimos un asado para mucha gente, el día que organizamos un recital en mi pueblo, donde yo vivo, Camarma de Esteruelas. Es muy especial para las comidas y después, algunas veces ha venido de incógnito y me ha pillado sin nada en la nevera. Pero siempre es muy divertido y una gran alegría conversar con él. 

LLTV: ¿Recordás qué libro te generó muchísima expectativa y te defraudó en la misma o mayor proporción? 

VV: No. Bueno con La Teoría de la Relatividad de Einstein, por supuesto tenía muchas ganas de estudiarla pero no es que me decepcionase, es que me volvió loca cada una de las veces que lo leí. 

LLTV: Virginia, tu eres Psicoanalista y poeta. ¿Cual de las dos disciplinas te hace sentir más plena?
 

VV: El oficio de psicoanalista es muy desagradecido, nadie te recompensa, sólo el sueldo a fin de mes. Uno tiene que anular su personalidad y dejar que sea el paciente el que trabaje, tampoco te puede reconfortar mucho los progresos del paciente, porque son de él y además es cada vez que hay que hacerlos, ni tampoco creerse que dependen de uno ya que dependen de la Escuela, del Grupo, de la formación y sobre todo del propio psicoanálisis del Psicoanalista, de que haga las cosas bien en general, vamos. 

También trabajo como consultora de empresas y ese sí es un trabajo más gratificante porque todo el mundo va reconociendo por ahí tus cualidades, hasta en el currículum se reflejan tus méritos y proyectos en los que has trabajado. Como psicoanalista, sin embargo, todo es confidencialidad y todo es del paciente, que es quien paga. Nadie sabe nada, de lo que pasa o no pasa, pues todo es inconsciente, también para el psicoanalista. Eso sí, gratifican los resultados del psicoanálisis personal de uno que, por otra parte, es de lo que depende el psicoanálisis de nuestros pacientes. Después como psicoanalista también uno puede hacer actividades como escribir libros, publicar artículos, presentar trabajos de investigación a congresos, donde sí se ven los progresos en la formación y donde se da cuenta de la manera en que uno ha sido y se está formando como psicoanalista, pero eso a mí entender está más relacionado con la transmisión del psicoanálisis que con el psicoanalista en sí mismo. 

El oficio de poeta es muy diferente, uno se deja atrapar por las palabras, por los versos, por la escritura en definitiva que te hace viajar y construir mundos inimaginables, sondear el espacio del lenguaje con la libertad de las combinaciones inesperadas y la gratificación producida con este emblema es la sustancia que sostiene gran parte de mi ser, gran parte de mi baile y gran parte de mi no ser, pues es en la absoluta nada devoradora donde se forman mis preferencias que, a veces, desde la razón me resultan incomprensibles incluso a mí misma. Me encanta leer y escribir poesía, porque sin leer no se puede escribir y últimamente estoy descubriendo un mundo de cosas inexistentes de las que dependo y dependemos. 
 
 
 

LLTV: Qué cosas cambiaron en su vida, al haber conocido a Miguel Oscar Menassa.  

VV: Todo.  

Un nuevo concepto de la vida, un nuevo concepto de la amistad, múltiples conceptos del amor. Que la verdad no existe o dura poco. Que para cada uno hay una vida o varias. Yo algo intuía acerca de que las cosas no eran como parecían, como nos cuentan en los medios de comunicación, en la familia, en los grupos de amigos… Había algo que me guiaba y tiraba de mí, desde no sabía dónde, ahora sé que es desde el futuro, y eso era Menassa. Todavía no sé muy bien cuál es mi relación con su escritura ni a dónde me ha de llevar, pero sé que me espera un sitio grande para mí, un lugar en el mundo que nadie puede ocupar por mí y que alrededor de Menassa hay muchos espacios así, para muchas personas guiadas por su deseo y dispuestas a trabajar por ello. Eso me enseñó Menassa o yo estoy aprendiendo con él. También un nuevo manejo y concepto del dinero. Y sobre todo la valentía de dejarse llevar por lo inconsciente.
 

LLTV: Cuéntanos un poco que se descubre en esta actividad que se desarrolla en el Grupo Cero, junto a Miguel Oscar Menassa, donde surgen en el medio de la poesía, el canto, el baile y el Flamenco, particularmente.

 

VV: Que el Grupo es mayor que los sujetos y que existen procesos grupales que no pueden ser explicados desde los acopios individuales y que el Grupo, si es un grupo, da cabida a los deseos de todos sus miembros por lo tanto, es una máquina productora de sujetos que de otra manera no existirían. Es por eso, que se teme tanto a los grupos y que existen pocos o se los deja proliferar poco. Porque somos sujetos sociales y somos nuestras relaciones, por tanto un individuo aislado puede muy poco. 

El Grupo Cero es una máquina impresionante y maravillosa que no necesita de ninguno de sus miembros y que sin embargo produce muchos miembros, muchas manos, muchos brazos. Ahí entra y nace la combinación del baile flamenco con la poesía. El psicoanálisis abrió las puertas a esta novedad y decidimos pasar por ellas. En ese producir algo que no existía nace Poesía y Flamenco la historia de un amor imposible. Ahora hemos realizado más de 100 representaciones de Ahora Andarán Diciendo nuestro primer espectáculo, y hemos producido dos espectáculos más El Verdadero Viaje a partir de uno de los grandísimos poemas del poeta Menassa y ‘El adiós del poeta’ y tenemos otros dos espectáculos esperándonos en la recámara Ahora andarán diciendo II y El Amor, la Locura y la Libertad. Es una aventura el Grupo Cero, es una ciencia, un arte en constante construcción y  transformación por lo que sólo los que no tienen miedo a la incertidumbre, como los poetas, pueden aventurarse en este camino incierto que es el amor a y de la humanidad y sus posibilidades que pueden llevarnos a lugares inconcebibles. 

También he aprendido en el Grupo Cero que los sentimientos comunes como los celos y la envidia son energía grupal libre.
 

LLTV: Estas presentando en estos días en Madrid tu primer Poemario.¿Qué expectativas tienes con la con la publicación, y qué cosas cambian para un escritor cuando deja de escribir para uno? 

VV: Si, acabo de publicar mi primer libro de poesía Vamos a Trabajar , mi primer poemario. He tardado varios años en atreverme a publicar mi poesía, porque uno piensa que es suya, cuando la poesía no es de nadie, es de la poesía. Cuando uno quiere retener la escritura, hace alguna cagada. Sin embargo ahora que he publicado el primero, estoy deseando publicar el segundo, ha cambiado mi escritura, se ha transformado, se ha hecho mucho más libre y ahora ya no depende de mí sino que siento que hay una fuerza superior a mí, que tira de mí, y que será ella la que publique mi segundo libro, yo sólo me dejaré llevar.
 

LLTV: Cómo Psicoanalista. ¿Cuales son las consultas por las que habitualmente te consulta el ciudadano español? Consecuentemente con la crisis política y económica, cual es la problemática del español en estos días. 

VV: Los motivos de consulta son múltiples. Si tuviera que enumerarte diría, problemas en el trabajo, crisis, dificultades de autocontrol, problemas familiares, falta de cariño y amor, dificultades en la educación de los hijos, obsesiones, dificultades de socialización, fobias, dificultades para dar un nuevo paso, etc. La mayoría de los pacientes en la situación actual vienen afectados de un modo u otro por la crisis, sino es económicamente es por las frases con que nos bombardean los medios de comunicación o por la culpa. El caso es que todos estos motivos de consulta son texto manifiesto, es decir, por lo que consultan los pacientes no es exactamente lo que les pasa, por eso yo prefiero escuchar con la mayor abyección posible dejando que desarrollen su discurso en libertad para poder llegar a entender de qué están afectados realmente. No hay nada más que hacer con los pacientes, sino dejarles hablar para que por ahí, en un lapsus, en una repetición, en un tropezón, en un síntoma, pueda llegar la interpretación que siempre se produce en la transferencia psicoanalítica. La interpretación si es tal, podemos saber que hubo interpretación, a partir de la transformación del discurso del paciente. Nuestro objetivo como psicoanalistas no es curar, eso es un efecto secundario, el objetivo como psicoanalistas es producir un sujeto que no necesite enfermar y siempre será un sujeto original. 

LLTV: En qué proyecto inmediato estás trabajando. 

VV: En varios. Estoy trabajando muy directamente con Miguel Oscar Menassa en los proyectos de Poesía y Flamenco, como ya os he adelantado, me dedico también a la producción y organización de espectáculos de Grupo Cero, establezco contactos con Centros Culturales, teatros, trabajando con las personas implicadas para dar un formato a la programación del producto artístico, en fin, dando forma al movimiento para que se materialice en una obra de arte. Además de Poesía y Flamenco, otro de estos espectáculos se llama Poetas Despiertos en Acción, un proyecto de Menassa de hace muchos años, en el que también participio como cantante. A raíz de ahí queremos grabar un disco junto con otras cantantes de Grupo Cero, que se llame ‘Canciones Grupo Cero’. 

Hace escasamente un mes he realizado mi segunda, que realmente la segunda siempre es la primera, exposición de pintura en Alcalá de Henares. Me interesa mucho la movilización científico cultural de esta ciudad que es la ciudad en la que trabajo y en la que he crecido, desde mis estudios en el instituto, donde tengo amigos y conocidos, porque es un tierra que amo y siempre pienso que hay un influjo significante de su pasado árabe y de su herencia cervantina que hace, de esta cuenca del Henares, una energía vital que nace de la tierra y me une a ella. No sabría explicar porqué, pero como decía estoy muy interesada en la movilización de raíz de esta ciudad. También la herencia del Grupo Cero, que sembró semillitas, está dando sus frutos y yo soy uno de ellos. 
 
Por otra parte ya estoy pensando en mi próximo libro de poesía, mi próxima exposición de pintura y no dejo de bailar porque bailar me da vida y energía para vivir.   

Participar en las nuevas películas de Menassa, espero que cuente conmigo, porque me encanta trabajar de actriz para él. Ya he trabajado en uno de sus cortos “Suicidio Asistido” y en dos de sus largometrajes “En defensa propia” y “La invitación del presidente” que se estrenará pronto, y han sido experiencias maravillosas que casi me hicieron olvidarme de todo. 

Por otra parte, lo que más me ocupa, por encima de todo y en lo que más comprometida estoy es en el estudio y la transmisión del psicoanálisis que es mi pasión y mi principal ocupación.
 
 
Virginia Valdominos nace en Madrid 1978. Es licenciada en Psicología. Se forma en la Escuela de Psicoanálisis y Poesía Grupo Cero. Integrante del Grupo de Poesía coordinado por el poeta Miguel Oscar Menassa (Candidato al Premio Nobel de Literatura 2010). Publica en la página de poesía del Grupo Cero. Trabaja como psicoanalista en Alcalá de Henares y es Consultora de Empresa, Negocio y Recursos Humanos. Co-dirige la Revista del Corredor del Henares ‘Salud es Poesía – Poesía es Salud’. Baila en la formación artística “Poesía y Flamenco”. Canta, Pinta y Actúa. Coautora de los libros “Pregúntame sobre accesibilidad y ayudas técnicas”, “Universidades Corporativas: implementación de la estrategia” y “La Mujer del Siglo XXI”, Vamos a Trabajar es su primer poemario.
Entrevista desde Buenos Aires: Walter Gómez

2 comentarios:

  1. Bravo, Virginia, por ese primer poemario y todo lo que lo rodea. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Muy Bien Virginia!!! Muchas felicitaciones por ese hecho!!! beso

    ResponderEliminar