miércoles, 27 de noviembre de 2013

SUEÑO DE PÁJARO Por MARTA PIZZO


Fotografía tomada también por la propia Marta Pizzo
 
 
Andaba en celo revolviendo el aire,

con las alas sedientas de una historia volar.

La nostálgica bruma me rozaba de viento

y una húmeda alfombra lloraba soledad.

Desde el viejo molino se quebraba el silencio

y el perfume salado que emanaba la mar,

me soplaba un recuerdo, lo atravesaba todo,

y mi pico besaba una estrella fugaz.

Yo no quise encontrarte;

te buscaba inocente,

inconsciente en las risas,

en lo tibio de un pan,

en mi canto de arena,

el aliento de un niño,

en la efímera espuma que moría al llegar...

Ese brote de luna que trajiste a mis ojos,

ése rayito errante, almíbar en la sal,

me amaneció los sueños,

me amasó un horizonte,

tejió nubes de rosas cuando te vi llegar.

Un fantasma desnudo se llevó las preguntas,

me tembló entre los ojos la respuesta a un quizás.

Sólo pude rendirme a los pies del recuerdo

y agitando memorias, yo te quise abrazar.

Te rodearon mis horas por un ciego camino,

y me vi en los espejos azulados de amor;

fueron nuestras las olas en un baile descalzo,

nos bebimos la vida hasta hacerla embriagar.

Mas fue corto el destino

y te perdí en la noche,

en lo irrecuperable que se va al despertar.  


Marta Pizzo es Poeta y compositora
(4 de noviembre de 1958)

En 1994, participó de la fundación de la Asociación Literaria La Besana, que tiene por objeto promover la lectura, dictar cursos y la edición y difusión de la obra de sus participantes, entre otras actividades relacionadas con la literatura y que opera en La Matanza, Provincia de Buenos Aires.
Descolló con su trabajo en los talleres literarios de los Centros Culturales Barriales del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.
Como letrista de tango, contó con la colaboración de importantes músicos, entre ellos Quique Rassetto, Emilio de la Peña, Daniel García (Danga), Raúl Luzzi, Ariel Ascheri, Rodrigo Flores y Oscar Pometti.
Su tango “A mi calle”, fue seleccionado en el Certamen Tangos Inéditos “Enrique Discépolo” (1998), además, obtuvo el Primer Premio en el XII Certamen de Tangos Hugo Del Carril (2004) por el ya mencionado, “Magia de malvón”, ambos con música del maestro Quique Rassetto.
En 2006, la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires le otorgó un reconocimiento "por su invalorable aporte a la Cultura Nacional y Popular".
En 2007 y 2008, participó en la organización y como jurado en el Concurso de Letras de Tango del Festival Internacional Patagonia y Tango de Bariloche.
Con su pluma, participó en ocho antologías: “Estampas de un tiempo nuevo”, “Semillas de violetas cautivas” y “Manantial de los espejos”, (La Besana); “Palabras urgentes”, (Editorial Dunken); “Más de 100 tangos nuevos”, (Letrango), “Los chicos de Floresta - Sucesos 2001”, (Asamblea Barrial de Floresta), “Relatos para leer sin prisa y con pausa”, (Radio de la Ciudad), y “Alma de tango, pasiones encontradas”, editado junto al poeta catalán Ángel M. González Carazo y la artista plástica Alejandra Díaz Goberna.
En agosto de 2007 presentó su libro “Puerto palabras” y al año siguiente, ganó el primer premio, en el concurso "Por una Argentina que cante", organizado por SADAIC, con el tango “Cada espera es un adiós” y fue mención de honor en el Certamen Hugo del Carril por el tango “Un viento azul”.
En enero de 2009, se estrenó en la ciudad de Bariloche el musical “Herencia tanguera”, cuyo tema principal -que lleva el nombre de la obra- le pertenece, con música de Ariel Ascheri. Luego en esa misma ciudad, en marzo, participó de un “Encuentro de poetas” dentro del marco de la Octava Cumbre Mundial de Tango.
 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada