viernes, 29 de mayo de 2015

CRÍTICA TEATRAL DE LA OBRA "EL INSPECTOR"




El Inspector  

De Nikolái Gogol. 

Dir.: Omar Saravia y Roberto Aguirre
Auri Sacra Fames!

Legiones de engañosos y chapuceros nos han instruido en las “artes” de la política. Usualmente el trabajo en la administración implica sus requerimientos: dádivas, sonrisas cómplices, algunos favorcitos “saludables”. Lejanos a la pólis y las entelequias que administraban la ley como el pan, la modernidad se ha colmado de las formas. Las investiduras pierden sus “sagradas” raíces. Los magistrados disfrutan y canturrean…al fin y al cabo ese mundo “ideal” se ha terminado. Ahora, todos a gozar.

Estamos en Rusia a principios del siglo XIX. Los funcionarios anónimos de una aldea perdida a la sombra de las grandes urbes, disfrutan de alguna que otra prebenda que el poder les ha facilitado. Sorpresivamente un comunicado asecha su vida sosegada. Un inspector llegará y no es nada oportuno. ¿Qué hacer? Reparar como se pueda. Aterrados por la visita de un “ministro” de la gran ciudad, toda la función pública sale a las calles.

El Inspector, del escritor ruso Nikolái Gogol, nos afronta con la irónica comedia que diagraman estos cómplices. Todos dispuestos a engañar, aparentar…y nadie quedará afuera, desde los consejeros, jefe de correos, policía y demás. Con obsecuencia cumplirán la palabra del alcalde, inmiscuido hasta las barbas en el uso de la juerga. Él ha urdido en los detalles un plan para abordar a este sorpresivo inspector. La treta les vuelve en contra cuando un inescrupuloso y “sofisticado” hombre de ciudad los engaña y suscribe una autoridad que no existe.

El clásico dirigido por Omar Saravia y Roberto Aguirre es una pieza magistral. Un elenco excelente aporta con justeza el humor que nos permite enternecer con estos seres débiles y corruptos. Todo se desenreda con una comicidad muy bien lograda.

 La sátira se priva de atormentarnos en forma directa. Usa en el eco su enseñanza. Disfrutando de la picardía de esta obra eterna, quizás olvidemos el romanticismo y vivamos el caos como una costumbre. Maravillosamente Gogol hace de estos personajes decimonónicos una historia tan cercana…simbólica, que en todo pedazo de tierra gobernado podemos identificar situaciones análogas.

El Inspector, de Nikolái Gogol se presenta los Sábados 17 hs en Teatro El Cubo, Zelaya 3053 CABA.

Ficha técnica
Elenco: Alejandro Zanga (Alcalde)
                Celina Telleria (Alcaldesa)
                Gisela Di Lauro (Hija)
                Oscar Cisterna (Juez)
                Patricia Tiscornia (Consejera de Salud)
                Esteban Maggio (Consejero de Cultura)
                Carolina González (Consejera de Urbanismo)
                Marilú Telleria (Consejera de Educación)
                José Luis de Giano (Jefe de Correos)
                Claudia Finkel (Posadera/Mucama)
                Claudia Adduci (Mishka)
                Daniel Silveira (Jefe de Policía)
                Fidel Araujo (Bobchinsky)
                Matías Tisocco (Dobchinsky)
                Gabriel Dopchiz (Ossip)
                Alejandro Rattoni (Iván/El inspector)

Asistente de escena: Marcos Acosta/Diseño de ambientación: Martín Hoffman/Vestuario: Emilia Marozzi/Diseño de iluminación: Iván Nirich/Producción: Claudia Díaz/Fotografía y edición: Lauren Verdeza/Diseño gráfico: Quesoidulce/Traducción y versión: Daniel Suárez Marzal/Dirección: Omar Saravia y Roberto Aguirre.


Crítica: Guido Facile


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada