viernes, 26 de febrero de 2016

NEGRO ANIMAL TRISTEZA de ANJA HILLINGS.DIRECCIÓN CARLA LLOPIS




Negro Animal Tristeza
De Anja Hilling
Dirección Carla Llopis

Un piano en el fondo los prepara para todo lo que viene. Sin presentarse se ven, las seis personas que malabarean palabras mientras avanzan, serios firmes.
Dura un momento esta figura, se deshace y se dispersan en el pasto, a hacerse chistes y a provocarse, también. Tres parejas en las que las miradas no se entienden bien, los deseos se cruzan a veces. Elevándose son siete, número místico que aparece al sumarse la niña que duerme, porque tienen una camioneta y ella está soñando allí. Mientras ellos comen, carne, carne en el medio de la escena la comen y se cocina luego de un rato de que hayan entrado.
Están un rato hablando de cosas que nadie sabe aún si importan y los actores que encarnan a estas personas fastidiosas que parecen no afectarse, casi que no están allí, confundí concentración con falta de motivación. Comienza una impaciencia, qué pasa.
Una ruptura auditiva y visual encara a la chica sensual y ella se vuelve una mujer.



Desde allí la negrura alcanza a todos, no deja rastro de lo que antes había. Arrasó hasta con la ropa. Todo ha cambiado de pronto, sutil y rápido. No sabemos cuando fue. Sus voces, los pasos, la luz, las paredes y el movimiento, la palabra enterrada queda al pasar la primera escena y los ojos de ellos han visto la desesperación y por eso es que nosotros sentimos dolor.
Los recursos para la escena son astutos, círculos y madera y ellos dándose paso a los ruidos y saltos con compañerismo.
Ya flotan no caminan como antes.
Utilizan el elemento para transformar lo que el resplandor ha desvanecido. La luz baila un escondite con la historia, la música está anidada, en el centro de ellos como la brasa, la niña si llora, ellas que se rozan y ellos mezclan, mezclan.
Negro animal tristeza, son tres imágenes en la mente, que dan un buen marco a esta historia de silencios y deseos prohibidos.
Nos sugiere que el pensar la catástrofe nos hace soñar en ella y que si no hay sinceridad no vale la pena el juego.
A veces la muerte nos recuerda lo estúpido de nuestras preocupaciones.
Es una historia cruda que involucra y hace emocionar. Ellos manejaron bien nuestra atención y rompieron la pared invisible haciéndonos parte de su historia sin pedir permiso.
Al despedirse hacen el moño al regalo: les costó sonreír al saludar. Gracias, eso es haberse entregado.
             
Viernes 20.30 hs
Elkafka Espacio Teatral
Lambaré 866                                                                                                              
Ficha técnica:
 Actor: Carlos Donigian (Oskar), Esteban Lamarque (Martin), Pablo Martínez (Flynn), Yanina Martino (Miranda), Jorgelina Pérez (Jennifer), Javier Torres Dowdall (Paul)
Diseño de Escenografía: Magali Acha
Realización de Escenografía: Jean Pierre Guevara
Diseño de Luces: José Binetti
Diseño de Vestuario: María Emilia Serrano
Música: Juan Pablo Martini
Fotografía: Maxi Bort
Diseño Gráfico: Bárbara Delfino
Prensa: Correydile
Trailer: Soledad Guerrero
Producción Ejecutiva: Yanina Martino
Asistente de Dirección: Romina Tischelman
Dramaturgia: Anja Hilling
Dirección: Carla Llopis
Duración del espectáculo: 80 minutos
 


Crítica: Laura Soledad Beraldi

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada