lunes, 23 de mayo de 2016

CRÍTICA A LA OBRA TEATRAL "LA FUNDACIÓN" de SUSANA TORRES MOLINA





Esbirros y carceleros  apagan, la luz de tu celda fría
no habrá velas ni confituras, solo tu alma junto a la mía
duerme, duerme hijo mío, yo te acunare con ternura
la venganza de los hombres, no acabara con tus días

“Cumpleaños”

La Pandilla del Punto Muerto
(Del disco “30.000 gritos”)


La entrevista que presenciamos, ambientada en la década de los setenta, plena dictadura militar,  nos muestra desde el inicio, la característica de  intimidante. Un lenguaje recto y arbitrario en una oficina lúgubre. Rodeados de cajas de cartón, una joven pareja es evaluada por una oscura funcionaria encargada en la Fundación en determinar que matrimonio es apto para adoptar un niño. Las estrictas condiciones son estar casados, por iglesia (a tal punto que cuando llevan los papeles les ofrecen la documentación del civil y la funcionaria le exige si lo es por iglesia dejando en claro que ese detalle es relevante), si asisten a la iglesia los domingos, etc. La Fundación deja en claro desde el principio que su objetivo es dar en adopción chicos a familias puras, sin contaminación ideológica. A tal punto que cuando arriba a la entrevista el Dr. Palacios, llega a consultar si hay judíos en la familia… Judíos y comunista es lo mismo, asevera.

 Nada de lo que se menciona en esa entrevista es una exageración, tampoco nada es obvio. A esa represiva funcionaria (excepcionalmente interpretada por Estela Garelli) ningún detalle le pasa inadvertido, ella es la responsable que no debe de dejar pasar ningún detalle. Y la primer cuestión que queda al descubierto es que Marta no está del todo convencida. No a ser mamá, que es lo que sí ella desea fervientemente, solo que no le cierra la situación. Algo de lo que emana de esa Fundación no le cierra. Los interrogantes caen uno tras otro y ella los manifiesta. De la manifestación, pasa a padecer. Marta empieza descompensarse tras un fuerte cruce con su marido quien, por el contrario no quiere preguntar nada y desea seguir la entrevista lo más rápido posible. Opresiva discusión en privado tienen Marta y su marido (Emiliano Díaz), quien es militar e hijo de militares. El dolor que transmite el sufrimiento de Marta (Florencia Naftulewicz) es inconmensurable. Cada sollozo es una lágrima que se escapa en el espectador.

 Finalmente ante tanta disuasión por develar qué esconde Marta en esa fina duda, aparece la figura del Dr. Palacios (Carlos Kaspar) quien esconde bajo un aparente amable trato, una personalidad sumamente siniestra. El tremendo mérito de Héctor Levy- Daniel como director es lograr como esa oficina oscura en toda su muy simple adaptación, actúa como sujeto profundo de lo que se vive.

El final conmueve, la última escena entre la funcionaria y Marta es abigarrada, intimidante y dolorosa. Las luces se apagan y es admirable lo que deben pasar los actores en la piel de esos personajes. Tomadas de la mano y llorando juntas Estela Garelli y Florencia Naftulewicz avanzan al centro del escenario. Se suman el resto de los actores y como si fuera poco, el último sopapo emocional es escuchar a Darío Lopérfido en off. Esas obscenas declaraciones que ya todos conocemos, esas que nos causan tanta repulsión. Emiliano Díaz en nombre de todos los artistas ahí presentes repudia las declaraciones del responsable de Cultura de la Ciudad. Todos con lágrimas en los ojos salimos conmovidos, emocionados y altamente satisfechos de ver una de las mejores obras en que asistimos en estos tiempos.


Ficha técnico-artística:
Actúan: Florencia Naftulewicz  - Emiliano Díaz - Estela Garelli - Carlos Kaspar
Diseño de luces: Ricardo Sica
Diseño y realización de vestuario y escenografía: Cecilia Zuvialde
Fotografía: Camila Levy-Daniel
Prensa: Marisol Cambre
Asistente de Direccion: Marina Kryzczuk
Dirección: Héctor Levy-Daniel
Dramaturgia: Susana Torres Molina

Crítica: Walter Gómez


Viernes | 21Hs.
NÜN Teatro-Bar | Juan Ramírez de Velasco 419 | CABA
Entradas al 4854-2107 y/o por www.alternativateatral.com
Valor: $150 | Descuento para estudiantes y jubilados
Duración: 70 minutos | En Facebook: La fundación

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada