lunes, 2 de marzo de 2015

CRÍTICA A LA OBRA TEATRAL "FÁBRICA DE CHICAS" DE OSVALDO PELUFFO



Cambiaremos panteras de diamante por abuelas de trébol,
dioses egipcios por profetas ciegos,
garra tenaz por mano sin descuido,
hasta encontrar las puntas secretas del ovillo que devanamos juntas
y fue nuestro pequeño sol de cada día.

Olga Orozco

Dos mujeres dan rienda suelta a una amistad en el sector de embalaje de una fábrica. La vida misma es la rutina de trabajo, ahí donde el ojo invisible del supervisor Benítez les impone sigilosos y medidos cuchicheos. Dos mujeres que son carne de la producción, serán mujeres, “chicas”, diminutas, que aprenden a sentir sus fantasías y traspiés en el encierro de su sector.

Será una apuesta fuerte de corazones encendidos, de dos chicas que reman sus historias en un ambiente hostil, donde los discursos sobre la maternidad, el sexo, el “cuento del cornudo”, las obligaciones, etc., amparan diferencias y dan lugar a “violentos justificables”.

Ester y Alma son las protagonistas. Alma es la irresponsable y jovial, quien sucumbe a un amor tormentoso que la compra con las veleidades de la piel. Es espontánea, es juvenil, es impredecible. Cegada por su amor, no querrá aceptar lo evidente de los golpes. Ester, predecible, meditabunda. Es un ser hecho de ley que vive la dureza que le ha dado su vida. Su incapacidad para tener hijos ha forjado un discurso casi maniqueo sobre el amor y el sexo. Sin embargo, su aspereza aloja un corazón sensible que no vacilará en ayudar a la joven Alma, hasta ser crucial en su vida.

La obra es, fundamentalmente, la recreación in vivo de la violencia de género y cómo esta se acobija en lugares, frases, dichos u omisiones, que se instalan subrepticiamente en la cultura. Es un drama que alcanza al espectador, y que recurre a toques de humor sin perder la sintonía oscura de la trama. Las actuaciones de Veronika Ayanz Peluffo (Alma) y Anabel Ferreyra  (Ester) son increíbles. Dos amigas en escena que funcionan como un yin-yang: lo espontáneo y lo meditado, lo sensible y lo templado…

Fábrica de Chicas es una creación imperdible de la Compañía Farö, que no solo es una pieza emocionante, sino que tiene el mérito de increpar a la sociedad sobre uno de sus problemas más vigentes.



Fábrica de Chicas se presenta los Sábados 21 hs., en Teatro El Damero, Deán Funes 506, CABA.

Ficha técnica:
Elenco:  Anabel Ferreyra ( Ester)
                Veronika Ayanz Peluffo ( Alma)
Autor: Osvaldo Peluffo


Dirección de arte: Veronika Ayanz Peluffo / Fotografía: Sandra Marrussero y Emiliano Rojas / Diseño Gráfico: Emiliano Rojas / Realización de banda sonora: Mora Rodríguez / Realización de vestuario: Selva Luz Garin Gonzales / Diseño de luces y producción ejecutiva: COMPAÑÍA FARÖ / Prensa: Silvina Pizarro / Asistentes: Emiliano Rojas y Julián Peluffo / Directora asistente: Veronika Ayanz Peluffo / Puesta en escena y dirección general: Osvaldo Peluffo.

Crítica de Guido Facile

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada