domingo, 19 de abril de 2015

ENTREVISTA LITERARIA AL DIRECTOR TEATRAL ALEJANDRO ZINGMAN




LLTV: Los tres libros mas importantes que hayas leído o que mayormente te constituyeron como persona. 
AZ: “1984” de George Orwell, “El Teatro de la Muerte” de Tadeusz Kantor, “¿Quién le teme a Virginia Woolf?” de Edward Albee.


LLTV: ¿Último libro que leíste?
 AZ: Ana Karenina de Leon Tolstoi.

 LLTV: ¿Qué libro te marcó algo para siempre y por qué?
 AZ: Cien años de Soledad de Gabriel García Marquez. Porque es pura emoción, pero también inteligencia pura.

LLTV: ¿En qué circunstancias escribís?
AZ: Cuando hace falta y a último momento o cuando ya estoy aturdido de diálogos internos que hay que descargar. En general, es tarde a la noche y con la casa limpia.

 LLTV: ¿A qué personaje de qué libro invitarías a tomar un café, y por qué?
AZ: A Dorian Gray, no sé, curiosidad.


LLTV: ¿A qué personaje de qué libro le gustaría dirigir, y por qué?

AZ: A Trigorin de La Gaviota, para intentar tomarnos la vida con más humor, él y yo.


LLTV: ¿A qué personaje de qué libro invitarías a comer en tu casa dispuesto a divertirte y pasar un buen momento, y por qué?
AZ: A Falstaff, tomaríamos un par de vinos y conversaríamos de la actualidad política de nuestro país.


     LLTV: ¿Qué cosa es lo que más te sorprende de la humanidad?
 AZ: La manía de hacer teatro, aunque camine a plena conciencia hacia el abismo.




LLTV: ¿Proyectos laborales para el 2015, que se puedan contar?
Seguimos con las funciones de Yerro Capital, ensayando Sísifo Hotel un trabajo de investigación sobre el género del absurdo, y seducido por la dramaturgia de Thomas Bernhard, que en algo resultará.

LLTV: ¿ Como surgio Yerro Capital y que significa para vos este nuevo espectaculo?
AZ:  Comenzó cuando Paco Gimenez me convocó para hacer la dramaturgia de una nueva obra para el grupo Charada: El propuso tres textos:  Los Siete Pecados Capitales, del Catecismo de la Iglesia Católica; la versión de Bertold Brecht de los Siete Pecados Capitales, y la versión de la versión de Brecht, escrita por el autor mexicano Otto Minera. Con el nutrido aporte del grupo que consistió en testimonios personales, canciones, afinidades con otros autores y demás, realicé la dramaturgia de Yerro Capital. Esta presencia exponencial del versionar, significó para mí adentrarme en un material que se critica a sí mismo desde el primer minuto. Siento que hay un diálogo entre crítica teatral y el mandato de contar una historia a través de teatro, ése relato es épico y trata de dos mujeres que migran a Buenos Aires buscando trabajo. Creo que ese diálogo interno de la obra nos mantuvo vivos durante los dos años de búsqueda y ahora cada una de las funciones.


Prensa: Cecilia Dellatorre



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada