domingo, 28 de junio de 2015

CRÍTICA TEATRAL DE LA OBRA "TIERNAS CRIATURAS"




Los personajes abatidos, pierden la fuerza...Charlie y sus movimientos exóticos, su gesticulación, invadido por todo y por todos: "Hay veces que quisiera dejar de ser yo"... 
  
La transformación de los cuerpos es exacta a cada instante, se comprometen con el espacio y tiempo destacado en cada vibración de sus acciones. Se deslizan por todas las dimensiones. La soledad, los miedos, el amor, el desencuentro con uno mismo, la sexualidad y el desequilibrio "juegan" a cada pulso del tiempo. 
  
Javier, un joven, pareja del padre de Charlie, es extrovertido, sincero con sus sentimientos y compañero de su amado. Alberto, padre de Charlie, es un hombre simple, con sentimientos ocultos, y, a la vez, sin saber manejarlos, pero sin malas intenciones. Ana, es un tanto altiva, hija biológica de Teresa, sensual, muy seductora y a la vez, incoherente y racional con sus comentarios y sus drogas. Teresa, fue la "madrastra" de Charlie en algún momento hasta la separación con Alberto, una mujer pedante, un tanto resentida y consume pastillas, que muestra su "coraza" de ésta forma, pero, que en algún "lugar", tiene sus puntos débiles.    

Javier: "¿Está dormido o está "muerto"?"...
Alberto: "Te ponés tan lindo cuando querés hacerle creer que sos inteligente"...
Ana: "Hay demasiada gente al borde del abismo"...
Teresa: "Nadie es feliz...(....) Lo único que nos relacionaba a nosotros era que yo tenía relaciones sexuales con tu padre"...
Charlie: "No son las primeras veces, sino que son las últimas las que realmente importan porque uno no sabe cuando van a pasar"...

Charlie, está tan aprisionado en su mundo, en sus miedos y en su soledad. Es ermitaño...y tiene una forma muy peculiar y tan certera de evadir y de "irse" de la realidad...se "mata" cada vez que no puede conservar la tibieza de los hechos que cree irracionales o que lo lastiman. Él se va...su rostro y sus gestos son  increíbles, sus ojos gigantes y onomatopéyicos. ¿Cómo volver de la "muerte"?...En búsqueda de una carta que escribió cuando tenía nueve años, aunque sea lo menos relevante, él insiste..."¿Por qué no me quiero morir pero le tengo tanto miedo a la vida?"...
  
En cuanto a lo técnico, el espacio conlleva una estética armoniosa, llena de colores. Una alfombra naranja, un sillón central violeta con dos almohadones del mismo color que el tapete. Al salón, se le suma una cortina de piedras que separa de otro ambiente no visible, y ésta aporta una sonoridad agradable a la escena cuando los personajes la traspasan. Las luces resaltan cada oportunidad escénica con varios colores, azul, rojo, naranja, verde, y tenue...Tiene un encuadre delicado, y en los objetos hay un equilibrio en el medio de "tanto desequilibrio" de cada personaje. Las "fotos" o "congelamientos" son precisos, y el juego con los objetos invisibles y las energías están iluminadas y son inconcebibles...Etienne Decroux, gran actor y maestro de la pantomima, está presente en muchas acciones. 



 Hay tres oportunidades en las que se quiebra el paradigma, son desarticuladas y "ensoñaciones profundas" de Charlie: 
Cuando tiene una charla sobre las drogas y un acercamiento sexual y seducción por parte de Ana.

 Cuando Teresa se duerme junto a él...acurrucándolo cual niño de su madre recién nacido.
En el desenlace fatal, cuando Alberto, su padre desaparece...

Un humor negro, tratado en comedia, y el drama presente siempre estará...porque Charlie somos nosotros...él tiene una fuerza interna que no puede descubrir por sus "autosuicidios", tiene una belleza más allá de que su falta de paz no cese. Una locura inalcanzable, pero no mata a quiénes lo rodean...esa transparencia del acto suicida hasta que...ocurre el encuentro de esa carta luego de un momento dramático y sin olvido. Una euforia con hambre y placer.
  

Porque...después de todo...¿Quién no quiere evadirse internamente y externamente de su realidad?...¿Cuándo muchas veces no queremos desparecer o no dejar de ser nosotros mismos?¿Qué nos hace seguir?...el miedo, el amor, la pasión por algo determinado, el "otro" tal vez...podrá ser el motivo que sea, pero ocurre y siempre ocurrirá...somos seres humanos con noches, amaneceres y albas...sin duda...




Ficha Técnica: Dramaturgia: Gonzalo Senestrari; Intérpretes: Andrés Ciavaglia, Mucio Manchini, Mathias Carnaghi, Verónica Intile y Marigela Ginard; Escenografía e Iluminación: Adriana Rial; Realización Escenográfica: Duilio Della Pittima; Realización de Vestuario: Julieta Harca; Fotografía: Nacho Lunadei; Música e Interprete: Valentina González; Dirección: Gonzalo Senestrari y Sebastián Sánchéz Amunátegui.

Todos los lunes a las 21 hs. se presenta “Tiernas Criaturas”,  En el Teatro del Abasto, Humahuaca 3549. 

Prensa: Silvina Pizarro 
Crítica: Florencia Campetelli

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada