martes, 2 de junio de 2015

CRÍTICA TEATRAL A LA OBRA "CORAZÓN DE WASABI"




Miguel y Umberto, amigos de muchos años, crecen juntos...jamás se separan. Al pasar el tiempo, su otro mejor amigo, Rubén, muere en un accidente. Todos los años, se juntan en la fecha de aniversario de su muerte.

  En un momento, Umberto presenta a su novia, Sonia, una mujer curiosa, muy bonita y provocadora, quien coquetea con Miguel, luego se desencadenará una historia...en el medio de la reunión hay varias entradas y salidas de diversos personajes constantemente. Rita, quiere encontrar a su amor, al margen de la relación prohibida con Umberto, está embarazada y busca un nuevo camino en su vida. Ivonne, una tarotista extrovertida, perturbada e incitadora, se acerca a Umberto y Miguel para anunciar algo que se aproxima a la entrada de los próximos personajes. Esto los alerta, y todo desata una serie de dudas a partir de ese hecho.

 La tercer entrada es de los personajes Moto y Cuki (María Elena), una pareja joven, que juegan un rol chocante y excepcional, y Moto es quién jugará lo más extravagante de ésta historia bajo las miradas de Miguel y Umberto...

  Hay un desplazamiento de miradas entre ellos increíble, gesticulación exagerada, potente, resaltante y movimiento de los cuerpos perseverantes. Las luces, azules fuertes y naranjas tenues, marcan el cambio de las escenas con diferentes melodías. En el sillón central se desencadena la mayoría de los cuadros y acciones. Colores vivos, luminosos y atractivos. Confusión en los diálogos y juego de palabras.



 "En los sueños y en las vísperas nadie se muere", frase clave de Miguel. Y es verdad...es el momento en el que uno se da cuenta que la amistad, la tristeza, la melancolía, el paso del tiempo y las confesiones contradicen a la realidad.
  
Una comedia dramática que muestra varios valores y dolores cotidianos, a los que todos los seres humanos debemos enfrentar, ¿Qué podría cambiarlo acaso? ¿Tal vez lo ordinario y frecuente nos haga tener otra  mirada de los valores con el paso del tiempo? ¿O nos quedaremos con la misma, la desilusión y la necesidad de buscar un nuevo camino?


Ficha técnica:
Actores: Marcelo Martín (Humberto), Jorge Tomás (Miguelito), Pedro Padilla López (Moto), Celina Tellería (Ivonne), Marilú Tellería (Sonia), Carolina Avigliano (Rita), María Florencia Tomás (Darky)
Diseño de Escenografía y Vestuario: Lía Espiro
Diseño de Luces: Fernando Chacoma
Diseño Gráfico: Boogieman Media
Fotografía: Agustina Quinterno
Prensa: Correydile
Asistente de Dirección: Marcelo Martín
Dramaturgia y Dirección: Jorge Tomás
Duración del espectáculo: 60 minutos

Jueves, 21 hs
Beckett Teatro
Guardia Vieja 3556, Caba.


Crítica: Florencia Campetelli

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada