jueves, 14 de agosto de 2014

CRÍTICA TEATRAL A LA OBRA "24 HORAS VIRAJE"




Se encienden las luces y ocho personajes entonan una canción dando la bienvenida, uno de ellos baila de fondo.
Se apagan las luces y suena el celular anunciando una inesperada llamada a las 3 de la mañana. Una luz tenue y focalizada nos presenta a Betina. Somnolienta y confundida ante la incertidumbre de quien podrá ser el que llama a esa hora, esboza un “Hola, quién es?”

Del otro lado se identifica una mujer diciendo ser la empleada administrativa del Hospital Regional y le informa que su esposo Darío ha tenido un accidente y que debe presentarse en el hospital. Betina pregunta apresuradamente: “¿Murió?. La empleada con un tono poco amable le dice que esa información no puede dársela por teléfono y finaliza la llamada.

En la sala reina  un clima de incertidumbre y suspenso
A partir de que llegan al hospital, aparecen los paisajes burocráticos con los que nos podemos encontrar en estas circunstancias, con diálogos y actitudes extremas. En la sala se aprecia el cuadro entre risas y cada uno puede sentirse hasta identificado ante la escena. Alguna vez conocimos ese preceder tan poco amable y burocrático.

Excelente la escenografía, la ambientación del hospital, donde por momentos fluye lo lineal hasta una imagen de fondo en que se ve la silueta de una mujer tocando el violín dando intensidad a la escena.

La historia tiene una carga, el suspenso de saber qué sucedió con el esposo de Betina, todo va de la mano de un pasado: Los diez años de relación entre Betina y su marido, el conflicto interno de una mujer que se permite volver a sentir después de ver la adultez de su hijo.

Hay efectos musicales, burbujas en el aire, bastante suspenso y mucha risa.

En medio de todo, el público ríe constantemente, por los logrados quiebres del guión.

Sumamente recomendable, diversión asegurada.

De: Gilda Bona

Con:
-Irina Alonso
-Marta Pomponio.
-Gabriel Yeannoteguy.
-MariselJofré .
-Pablo Aparicio.
-Gabriela Calzada.
-Belén Rubio.
-Daniel Barbarito.

Domingos 19hs. Teatro Anfitrión. 

Prensa: Novello
Crítica: Pame

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada