sábado, 2 de agosto de 2014

ENTREVISTA LITERARIA CON EL ESCRITOR PABLO BESARÓN



Pablo Besarón es el autor de La conspiración. Ensayos sobre el complot en la literatura argentina y ahora presenta su nuevo libro con una narrativa propia y singular: Efectos Colaterales.
Los diez relatos que componen este libro se tejen con la mejor tradición cuentística del siglo XX, tomando materiales del fantástico y lo siniestro para actualizarlos al servicio de una narrativa propia y singular. En Efectos Colaterales, la familia, lo doméstico y las escenas cotidianas son revisitadas de la mano de una voz aparentemente natural y laboriosamente pulida.

Pablo aceptó nuestra Entrevista Literaria y hablamos por supuesto de su nuevo libro.







LLTV: ¿Podrías mencionar los tres libros más importantes que hayas leído, o que mayormente te hayan constituido como persona? 


PB: Difícil reducir todo a tres libros, pero podría mencionar tres leídos entre los 14 y los 17 años: “Final del juego” de Cortázar, “La Metamorfosis” de Kafka y “Ficciones” de Borges. 


LLTV: ¿Último libro que leíste? 


PB:Fahrenheit 451” de Ray Bradbury. 


LLTV: ¿En qué circunstancias escribís? 


PB: Bien temprano, a la madrugada, antes que salga el sol y durante la mañana.  


LLTV: ¿Qué libro te marcó algo para siempre y por qué? 


PB: “En nuestro tiempo” de Hemingway, porque vi allí que se podían decir muchas cosas con pocas palabras.  


LLTV: ¿A qué personaje de qué libro invitarías a tomar un café, y por qué? 


PB: Una mesa de café con Hamlet, Raskolnikov (Crimen y castigo) y Erdosain (Los siete locos) donde tras unas copas, cada uno exprese su “¿qué hacer?” ante las circunstancias que les tocaron en suerte.  
 

LLTV: ¿A qué personaje de qué libro invitarías a comer en tu casa dispuesto a divertirte y pasar un buen momento, y por qué? 


PB:  A Henry "Hank" Chinaski de Bukowski, o al Dean Moriarty de “On the Road” de Kerouac. Tipos que saben divertirse.   


LLTV: ¿Recordás haberle leído a alguien en voz alta alguna vez, haber sostenido una lectura compartida? 


PB: SÍ, hubo una época donde la vista acompañaba un poco más y la glucemia estaba controlada, había una escena que se repetía: la estufa a leña, los sillones, el whisky.  


LLTV: ¿ Recordás qué libro te generó muchísima expectativa y te defraudó en la misma o mayor proporción? 


PB: El “Adán Buenosayres” de Leopoldo Marechal, sus logros estéticos (que ya estaban, algunos, en “Caterva” de Juan Filloy), se vieron opacados por su sesgo de escritura antisemita, o “judeófoba”, como se dice ahora. 



 

LLTV: ¿Manías al leer? 


PB: Sí, subrayar, escribir los libros, doblar páginas.  


LLTV: ¿Qué cosa es lo que más te sorprende de la humanidad? 


PB: La alienación.  


LLTV: Podés hablarnos de Efectos Colaterales, tu último libro. 
 

PB: Creo que retoma temas que siempre me han interesado, como la chance del cambio, el ajuste de cuentas con la muerte, la posibilidad de otras lógicas que dinamicen lo cotidiano, el extrañamiento radical visto como normalizado.  


LLTV: Hay algo de real y de fantástico en tus cuentos con un umbral casi imperceptible entre ambos. ¿Es un estilo o se trató de una búsqueda en particular? 


PB: Es una búsqueda estética y también política, se podría decir. Estética porque se trata de congeniar el mundo cotidiano estandarizado con otros mundos posibles, y política porque se genera una resistencia frente a los sentidos clausurados y estatuidos.  


LLTV: ¿Qué temáticas abordan tus cuentos, para quienes no los leyeron? 


PB: Se abordan algunos episodios de nuestro tiempo, se podría decir, como ser un padre que abandona a sus hijos, o la pérdida de un embarazo, o la visión de un chico sobre un drama familiar, o la historia de un delator, algunos de los cuentos son relatos sobre fantasmas. Los fantasmas, es como que siempre están por allí, y a veces irrumpen, a la espera de su momento.  


LLTV: ¿Proyectos para el próximo año? 


PB: Estoy escribiendo una novela con personajes de 4 a 6 años inscriptos en una sociedad paranoica y totalizante.




Prensa: Kiako Anich
Entrevista: Walter Gómez 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada